image

 

Beyoncé despidió a su mánager Anne Callahan-Longo y a otros colaboradores que ya tenían tiempo con ella, pues la artista quiere llevar su carrera a otros niveles.

La renovación del equipo en torno a Beyoncé llega precisamente cuando está inmersa en los preparativos de su actuación en Super Bowl, donde compartirá con el grupo Coldplay.

Anne Callahan-Longo sustituyó al propio padre de la cantante, quien fue despedido por su hija en 2011.

La cantante contrató a Steve Pamon, alto ejecutivo de JPMorgan Chase, según informó “Page Six”. También Beyoncé contrató a Def Jam y Peter Thea, ejecutivos de la industria discográfica.

Fuente