image

 

El cuñado de Prince, Maurice Phillips, ha revelado que el cantante permaneció despierto 154 horas trabajando sin descanso antes de fallecer el pasado jueves en su casa de su estudio de grabación de Paisley Park, en Chanhassen, Minnesota.

“Estuve con él el fin de semana anterior. Trabajó 154 horas sin descanso. Era un buen cuñado”, aseguró Maurice, marido de la única hermana del intérprete, Tyka Nelson, a los fans que se han congregado frente a Paisley Park.

La falta de sueño explicaría el aspecto “débil y pálido” que lucía Prince durante una de sus últimas apariciones públicas cinco días antes de su muerte, cuando visitó la tienda de discos Electric Fetus en Minneapolis, según han revelado los trabajadores del establecimiento, a quienes sorprendió que la estrella de la música no pareciera “estar en plena forma”.

Varias fuentes han asegurado a las autoridades que el cantante consumió grandes dosis de calmantes antes de su muerte, lo cual no haría más que respaldar los rumores de que Prince falleció a consecuencia de una sobredosis de Percocet, un medicamento que consumía para aliviar el dolor que le provocaba su problema crónico de cadera. Además el consumo de Percocet podría haberle ayudado a no dormir ya que, mezclado con otros medicamentos, consigue que quienes lo consumen permanezcan despiertos varios días seguidos en algunos casos.

Aunque la policía continúa investigando lo sucedido, por el momento no contempla la posibilidad de que el intérprete se suicidara.

“El historial médico de Prince ocupa uno de los primeros puestos de la lista sobre posibles causas de su muerte de la policía”, aseguró una fuente al periódico Daily Mirror.

El funeral de Prince se celebrará a principios de mayo en Chanhassen.

Fuente