image

 

Rob Kardashian continúa luchando por su objetivo: perder peso para el día de su boda con Blac Chyna.

El hermano de Kim Kardashian publicó una instantánea en su cuenta de Instagram el pasado miércoles que revela su pérdida de peso. “Aun tengo mucho trabajo por hacer y peso que perder pero me alegra saber que estoy mejorando”, escribió Rob en el pie de la imagen.

Blac Chyna está cumpliendo su promesa de ayudar a Rob a bajar de peso.

Tras subir 100 libras, Kardashian, de 29 años, fue hospitalizado en Los Ángeles a finales de 2015 y fue diagnosticado con diabetes.

En cuestión de meses, Rob le dará la bienvenida a su primer hijo. “Estoy feliz”, dijo el futuro papá a E! News.

Fuente

 

LOL ‼️ still got a lot of work to do and weight to lose but glad I’m getting better :):):)

A photo posted by ROBERT KARDASHIAN (@robkardashian) on