image

 

La crítica estadounidense Camille Paglia escribió un ensayo en el que describe a Taylor Swift como una “Barbie Nazi” cuyo squad no es más que un artilugio para hacerse más famosa.

El artículo de opinión publicado en el Hollywood Reporter asegura que el girl squad mentalmente no empodera a las mujeres sino que promueve el elitismo.

“En una era de carreras independientes, chicas en escuadrones pueden ayudar a las mujeres a avanzar si evitan presentar una imagen pública regresiva y ridícula (como ocurre con las poses de abrazos y lengua afuera de Swift)”, escribe Paglia.

La experta asegura que las chicas en grupos deberían ayudarse mutuamente y compartir sus dotes creativos. Agregó que las mujeres deben estudiar las amistades masculinas.

“Las mujeres necesitan estudiar la dinámica productiva de los hombres estableciendo vínculos a lo largo de la historia. Con su trabajo en equipo orientado a resultados, han escapado a los celos sexuales, el emocionalismo y todo eso en lo que muchas veces incurren las mujeres”.

En su criterio, en vez de enfocarse en “socializar” las mujeres deben enfocarse “como un láser” en sus dotes creativos.

Camille Puglia, de 68 años, es una de las críticas culturales más importantes del mundo y escribe sobre religión, cultura y política. “Escribir sobre Taylor Swift es terrible para mí porque su persona es un recuerdo tan atemorizante de las rubias fascistas que dominaron la escena durante mi juventud”, dice.

La estrella no tiene afiliaciones con el partido Nazi, aunque sí figuró en los titulares al posar junto al modelo AJ English en el cumpleaños 25 de Katy Perry, en 2009.

El vocero defendió a la estrella por posar con el modelo y dijo que ella posaba para cientos de fotos y que no conocía al modelo antes de la fiesta.

Según los reportes, AJ English, lucía una camiseta ofensiva y se acercó a saludarla. El mánager de Swift dijo que era posible que la estrella no viera el símbolo Nazi en su pecho cuando él la invitó a tomarse la foto.

El video de Bad Blood de la cantante fue criticado por Katy Perry por cierto: “Me parece irónico presentar a las mujeres compitiendo porque eso capitaliza la derrota de una mujer”, dijo.

Se ha rumoreado que la cantante dirigió ese hit a Katy Perry por una pelea entre ambas. Todo comenzó cuando Tay en una entrevista dijo que su canción era sobre una cantante “femenina”.

Fuente