image

 

Mickey Rourke confiesa que estuvo a punto de quitarse la vida, pero que su perro lo hizo recapacitar y no jaló el gatillo del arma que tenía puesta en su cabeza.

El actor de 63 años dijo: “Hace tiempo atravesaba por momentos muy duros y no quería seguir viviendo, una tarde me senté en el suelo de mi armario y tomé una pistola, estaba a punto de disparar, cuando mi perro ‘Beau Jack’ lloró, vi que me observaba con una infinita tristeza y con sus ojos me decía: “Si te vas ¿quién va a cuidarme?, eso me hizo bajar el arma y recapacitar”.

Rourke es uno de tantos famosos que sufren de mucha soledad, al grado de que sus mascotas son su única compañía.

Fuente