image

 

La golpiza que presuntamente le propinó el 19 de septiembre a Marisa Moreno, nieta de Mario Moreno Cantinflas, su esposo Alain Meder lo tiene preso en el penal de Barrientos, informó en conferencia Mario Moreno Ivanova, padre de la joven.

“Lo lograron detener 30 horas después de la agresión. Cuando lo agarraron ofreció dinero a la Policía y lo detuvieron por cohecho. Eso nos dio tiempo para que se pudiera enfrentar el caso con todas las pruebas firmes”, expresó Moreno Ivanova.

Meder, de 31 años, enfrenta un proceso legal por al menos cuatro delitos; entre ellos, violencia doméstica y lesiones de tercer grado, pues le causó a su pareja, de 21 años, múltiples fracturas en el rostro y lesiones en el cuello por ahorcamiento.

De acuerdo con la madre, Marisa estaba en proceso de divorciarse de Meder, motivo por el cual se había ido a vivir a un penthouse con cuatro amigos. Marisa, contó Moreno Ivanova, “fue encontrada en su habitación por los compañeros con los que compartía la renta de un departamento en Interlomas”. Tita Marbez, esposa de Moreno Ivanova, recordó:

“Dos de sus compañeros se asoman por una ventana y ven a Marisa ensangrentada. Uno de ellos, con conocimientos de rescatista (David García) fue a mi casa para avisar y llevar a Marisa al hospital. Lo primero que hicieron fue ponerle antibiótico, antiinflamatorios, cortisona y suero para tratar de despertarla”.

Según el testimonio de Marbez, Marisa, Meder y otros amigos regresaron esa noche al departamento luego de salir por unos tragos. En el inmueble, su aún esposo la habría golpeado luego de tener una supuesta discusión sobre una exnovia.

Fuente