Abigail Anderson-Taylor Swift-Kim Kardashain-Raccoonknows.jpg

 

La cantante Taylor Swift no ha dejado de copar titulares en los últimos días a cuenta de la mediática guerra en la que está enfrascada junto al matrimonio formado por Kim Kardashian y el rapero Kanye West, quien fue precisamente el encargado de crear discordia entre ellos al referirse a la cantante como una ‘zo**a’ en un verso de ‘Famous’, su más reciente sencillo.

Afortunadamente para la intérprete de Nashville, su mejor amiga Abigail Anderson no ha tardado en salir en su defensa para insistir ante la opinión pública que si algo caracteriza a Taylor Swift es su transparencia e integridad artística y personal, después de que Kim Kardashian tratara de dinamitar su buen nombre subiendo a Snapchat una grabación que, aunque pretendía demostrar que su rival era consciente de los planes de Kanye, acabó probando precisamente que el músico no contó a Taylor toda la verdad.

“Señor, escucha mis plegarias… Le ruego a Dios que le haga entender a su hija [North West] que, a pesar de las muchas veces que escuchará a su padre [Kanye West] calificar a las mujeres de ‘zor**s’, ella no es nada de eso. Rezo para que entienda que su padre realmente es fiel a su madre [Kim Kardashian], a pesar de los comentarios adúlteros que le oirá decir… Rezo para que comprenda que ‘adulterio y zo**as’ son expresiones que usa su padre para hacer música y que no se preocupe porque no todos los hombres piensan como él. Por último, pido por el perdón. Que Dios te perdone a ti [Kanye] y a tu mujer [Kim] por hacer a los demás aquellas cosas que no querríais que le hicieran a tu hija”, tuiteó, pero más tarde borró dichos mensajes por supuestamente recibir amenazas de muerte.

Abigail también destacó en otro tuit que siempre iba a apoyar a su mejor amiga ante cualquier circunstancia.

La amiga de Taylor Swift -inseparables desde la adolescencia- también compartió una publicación de la intérprete Selena Gómez, quien también se ha pronunciado sobre el conflicto, para expresar su preocupación por el tono de muchos de los comentarios que ha generado esta polémica.

“La verdad es que ahora mismo lo último que necesitamos es el odio, en cualquiera de sus formas (sic)”.

Fuente