acufenos-Oido-Raccoonknows.jpg

 

Los acufenos son una sensación bastante extraña y a la vez molesta que le ocurre al menos a un 17% de la población mundial, centrándose en una tercera parte en personas ancianas. El acufeno se denomina a un sonido que solo puede escuchar la persona afectada y que se asemeja a un zumbido que llega a causar mucho estrés y malhumor a quien lo padece.

Si usted cree que puede tener este trastorno o piensa que alguien cercano puede tenerlo, te interesa conocer qué es el acufeno, cuáles son sus causas y saber toda la información necesaria al respecto. En este artículo encontrará la mayoría de sus respuestas para que sepa si la sufre y que debe hacer.

Definiendo el acufeno

Cuando se le pregunta a una persona que sufre esta afección que es lo que siente, muchos hablan de ruidos o zumbidos constantes, la definición exacta varia, escuchando algunos pitidos, otros el sonido del mar, y por otro lado timbres. Lo que todos coinciden es que este ruido no proviene de una fuente externa a ellos, pudiendo escucharlos solamente ellos, y causándole una gran molestia, imposibilitando ciertas tareas diarias como dormir por ejemplo conciliar el sueño.

Por lo que han contado los afectados de este trastorno, podemos describirlos según varios tipos. Los hay los que escuchan continuadamente ese zumbido en su cabeza, acompañándolos durante todo el día y la noche, situándose como un ruido residual dentro de sus oídos, y por otro lado están los que sienten los zumbidos en ciertas ocasiones, como si fuera un pulso o unas interferencias cada cierto momento del día.

Posibles causas del acufeno

Existen varias causas posibles que desemboquen en este trastorno auditivo, en especial hay tres de ellas que te vamos a comentar a continuación.

Una de las causas más comunes viene debido a la lesión de la vía auditiva. Estas lesiones pueden llegar a provocar una pequeña pérdida de audición. Entre las lesiones más comunes se encuentran las que son producidas por infecciones o enfermedades, al igual que un envejecimiento de todo el aparato auditivo. Estudios confirman que al menos una tercera parte de los afectados por acufenos sobrepasan los 60 años de edad.

En nuestro cuerpo todo está relacionado y un trastorno o afección puede desencadenar la posibilidad de tener otro diferente. Es el caso del bruxismo, que es el trastorno de rechinar de dientes cuando se duerme, aunque existen otros problemas relacionados con las cervicales que también pueden dar pie a tener trastornos en el oído.

Como última causa, y no menos importante, nos encontramos con el estrés. Si hiciéramos un estudio sobre el aumento de casos de personas que sufren acufenos debido al estrés podríamos afirmar que este número se vería disparado en los últimos años a causa del estrés en el que se ven sumergidas las personas por problemas laborales o dentro de la familia.

¿Existe un tratamiento para los acufenos?

Para tratar a un paciente con acufeno antes hay que realizar un estudio para determinar cuál o cuáles han sido las causas por las que el paciente ha empezado a escuchar estos zumbidos en su cabeza. Según los resultados que se hayan obtenido, se tratará al paciente de una u otra manera diferente.

En la mayoría de los casos, se trata al paciente por medio de medicación recetada por el especialista. Al estudiar el origen de los acufenos, se ha visto que estas personas registran una mayor actividad en cierto punto de la corteza cerebral, en especial la dedicada a las emociones, por lo tanto se utilizan vasodilatadores para que esta presión y actividad se vea reducida. Por norma general, con estos medicamentos la intensidad del sonido se reduce, llegando en muchos casos a desaparecer por completo.

Hay terapias que lo que consiguen hacer es que la persona se acostumbre a vivir con este zumbido en la cabeza, educando al paciente y haciendo que dicho sonido se convierta en algo que está presente, pero al que no debe prestar atención. Esta terapia se la conoce como TRT y es una de los tratamientos que más se utilizan antes de dar el paso a los audífonos.

Como hemos comentado, tener acufeno no quiere significar una pérdida de la audición, aunque existen personas que si sufren una disminución de la misma. Los audífonos van a ayudar al paciente a volver a escuchar de la misma manera que hacía antes, configurándose el aparato para que se ayude a eliminar el acufeno completamente o parcial, según la gravedad del mismo.