Arnold Schwarzenegger-Maria Shriver-Divorcio-Raccoonknows.jpg

 

Aunque el intérprete Arnold Schwarzenegger y su exmujer Maria Shriver, con la que se casó 1986, anunciaron públicamente su separación hace cinco años y desde entonces han logrado rehacer sus vidas por separado, ahora ha salido a la luz que el exmatrimonio todavía no ha finalizado su proceso de divorcio y, por tanto, ambos siguen siendo marido y mujer ante la ley.

Según el portal de noticias TMZ, la expareja no firmó ningún tipo de acuerdo prematrimonial hace 30 años y, en el momento de su separación, ambos se pusieron de acuerdo para dividir una fortuna valorada en 400 millones de dólares (360 millones de euros).
Asimismo, como sus hijos Katherine (26), Christina (24), Patrick (22) y Christopher (18) ya han alcanzado la mayoría de edad, no han tenido que preocuparse por el tema de la custodia.

Las especulaciones que ha generado este peculiar caso de cordialidad posmatrimonial apuntan a que ninguno de los dos estaría interesado en divorciarse por varios motivos, siendo los más importantes las profundas creencias religiosas de la periodista y el deseo compartido de poder gestionar ellos mismos su patrimonio económico sin la intervención del juez.

El astro de Hollywood revelaba hace poco más de un año que el principal motivo que les llevó a poner punto y final a su matrimonio hace cinco años, la infidelidad que protagonizó con la asistenta del matrimonio y que dio lugar al nacimiento de su hijo Joseph (19), había sido su gran “fracaso personal”.

“Fue mi mayor fracaso personal. Todos cometemos errores en un momento o en otro y ese ha sido el más grande de mi vida. Pero tengo que levantarme de nuevo porque solo los perdedores se lamentan, los ganadores se levantan. Tengo que seguir adelante y decir: ‘Bueno, ¿ahora cómo me curo y cómo junto a todo el mundo de nuevo?’. Ahora estoy encantado con mi vida”, confesaba Arnold en el programa de radio de Howard Stern el año pasado, antes de enorgullecerse de la buena relación que mantenía con su exmujer.

“Ha salido todo bien gracias a la ayuda de Maria. Mis hijos son un 10. Estoy muy orgulloso de ellos. Los quiero mucho”, añadía en la misma conversación.