image

 

Arnold Schwarzenegger se hace pasar por estatua en el museo de cera Madame Tussauds de Hollywood, en Los Ángeles, y casi mata a unos turistas del susto, eso sí, por una buena causa.

Tras pasar por maquillaje, antes de llegar al museo, el exgobernador de California se paseó por el bulevar de Hollywood, soprendiendo a decenas de caminantes que no daban crédito a que el mismísimo Schwarzenegger, vestido como el robot de la cinta, era el que les hablaba.

El actor, quien se encuentra en plena promoción de la nueva entrega de la saga Terminator, decidió gastarle una broma a los visitantes del famoso museo y así conseguir apoyo para el programa educativo After-School All Stars.

Entre todos los que colaboren con la causa de After-School All Stars, un ganador y su acompañante podrán asisitir junto a Arnold a la premiere mundial de Terminator: Genesys, disfrutar de una bebida con el siete veces Mister Olympia en una fiesta posterior a la proyección, tomarse selfies y ser entrevistado junto a Schwarzenegger en la alfombra roja, y un vuelo a Los Ángeles y acomodamiento en un hotel de cuatro estrellas.

Fuente