Loading...

La noche del sábado fue una para recordar. Uno de los grupos más queridos y aplaudidos de la historia de la música que dijo adiós allá por 2013 se reunía para alegría de sus fans. Las chicas de Destiny’s Child volvieron a reunir sus espectaculares voces en la segunda noche del evento de Coachella reviviendo momentos únicos como grupo.

BeyoncéKelly Rowland y Michelle Williams dejaron a los allí presentes sin voz de tantos gritos de emoción que dieron. Juntas rompieron el escenario (no literalmente) con su fuerza y entrega, tal y como nos tenían acostumbrados cuando estaban juntas. Regalaron a su público la interpretación de clásicos de la banda como “Say my name” o “Soldier”, poniendo en pie a todos.

El ambiente era mágico y Beyoncé se veía emocionada junto a sus compañeras y amigas. Desde que anunciara su participación este año en Coachella, sus fans empezaron a especular sobre la posibilidad de verlas juntas de nuevo. y no se equivocaron. Las sorpresas no pararon ahí, su marido Jay Z también quiso sumarse a este homenaje y juntos cantaron su inolvidable “Deja vu”, otro momentazo de la noche.

A post shared by Beyoncé (@beyonce) on

Una velada que fue de lo más especial y rompió récords. El escenario se reunió de casi un centenar de bailarines entre los que se encontraba Solange, hermana de Beyoncé. Pero además, con la participación de la intérprete de “Halo” la artista se convierte en la primera mujer negra en pisar el escenario de Coachella, otro logro que aplaudir.

El huracán Beyoncé arrasó por tanto en las tablas de este festival y regaló una noche llena de emociones. La propia artista publicó varias fotos en Instagram junto a sus compis de grupo y con el amor de su vida y padre de sus hijos que resumen una velada entrañable e inolvidable. ¡Gracias por estos estelares momentos!

Fuente

Loading...