image

 

Raczon López, asistente de Larry Hernández, quien estuvo con él desde su arresto hasta su liberación en Newberry, donde estuvo detenido el cantante, revela que fue despojado de su trabajo sin justificación y sin siquiera poder hablar con Larry.

López comentó: “Se me hace muy mala onda que ni siquiera Larry haya querido hablar conmigo, me enteré por medio de otras personas. Yo siempre fui fiel, estuve con él en los momentos más difíciles y no se me hace justo que se me quite de esta manera mi trabajo”.

Raczon, quien realizaba diversas funciones en el equipo de Larry, confesó que nunca volvería a laborar para él: “Yo sólo le doy una oportunidad a las personas, nunca doy dos”.

Fuentes cercanas al controvertido cantante, aseguran que en este momento Larry está haciendo limpia dentro de su equipo, despidiendo a quienes de alguna manera se vieron involucrados con el problema que vivió tras su arresto.

Fuente