image

 

La piel del rostro, en especial la de los labios, es bastante delicada y requiere de algunos cuidados especiales para lucir saludable y hermosa.

Desde la antigüedad se han creado todo tipo de tratamientos y productos con el fin de limpiarla de todo tipo de impurezas para darle una mejor apariencia.

Una de esas técnicas que se hizo bastante popular en todo el mundo y que ahora forma parte de todas las rutinas de belleza es la exfoliación.

Consiste en utilizar algún producto o crema con propiedades astringentes para conseguir una limpieza profunda y deshacerse de las células muertas.

¿Por qué es importante exfoliar la piel?

Todos los días la piel está expuesta a una gran cantidad de factores que la pueden maltratar y le pueden ocasionar alteraciones como manchas, acné o resequedad, entre otros.

Los rayos UV del sol y la contaminación ambiental son las dos principales razones por las que esta pierde su salud y empieza a desarrollar una serie de signos que revelan la edad.

Si bien esta tiene la capacidad de regenerarse de manera espontánea cada 20 o 28 días, en ocasiones existe una sobrecarga de células muertas que impiden que este proceso se dé de forma adecuada.

Entonces, es ahí donde la exfoliación desempeña un papel importante, ya que sus ingredientes penetran en las capas epidérmicas y estimulan la eliminación de piel muerta para dar lugar a su renovación.

Exfoliante natural para el rostro

piel sana

Los exfoliantes naturales son una excelente alternativa para realizarse este tratamiento sin correr el riesgo de desarrollar algún efecto secundario.

A menudo, los exfoliantes comerciales están cargados con algunos compuestos químicos que pueden originar irritaciones y otras reacciones.

En esta ocasión vamos a preparar uno diseñado especialmente para el rostro, el cual tiene propiedades hipoalergénicas e hidratantes para una piel 100% renovada.

Ingredientes

1 plátano maduro.
3 cucharadas de azúcar granulada (30 g)
1 cucharadita de extracto de vainilla (4 g)

¿Cómo prepararlo?

Pela el plátano maduro y tritúralo en un recipiente utilizando un tenedor.
A continuación, agrégale las 3 cucharadas de azúcar granulada y el extracto de vainilla, y mezcla todo muy bien hasta obtener una pasta cremosa.
Toma una pequeña cantidad del producto y aplícalo por todo el rostro con suaves masajes circulares. Ten cuidado al hacerlo, ya que el azúcar podría lastimar la piel.
Déjalo actuar durante 5 minutos y enjuaga.
Te aconsejamos ponerlo en práctica solo una vez por semana, ya que en exceso podría resultar contraproducente.

Exfoliante natural para los labios

Los labios están cubiertos por una piel superdelicada a la que pocas veces le prestamos atención. Cuando notamos que están resecos, casi siempre les aplicamos algún labial hidratante que momentáneamente les puede dar una mejor apariencia.

El problema es que las células muertas seguirán ahí adheridas y una vez se termine el efecto del labial volverá a notarse esa resequedad y agrietamiento.

Por esta razón también es importante someterlos a una ligera exfoliación que permita remover toda la piel muerta para que se dé una adecuada hidratación.

Teniendo en cuenta que son más sensibles y no debemos aplicarles productos agresivos, en esta ocasión compartiremos una receta muy especial que gracias a sus productos naturales puede desempeñar esta tarea sin provocar efectos negativos.

Ingredientes

½ cucharada de azúcar en polvo (5 g)
½ cucharada de aceite de jojoba (8 g)
1-3 gotas de aceite de menta o vainilla

Preparación

Prepara una mezcla con todos los ingredientes mencionados y luego aplícala son suaves masajes circulares durante uno o dos minutos.
Déjalo actuar 3 minutos y luego enjuaga.
Repítelo entre dos y tres veces a la semana.

Consejos para mejores resultados

Como la finalidad de este tratamiento es la de mejorar la calidad de la piel para que luzca joven y renovada, también es bueno tener en cuenta algunas recomendaciones posteriores a su aplicación.

Tonificar

Después de terminar el tratamiento de exfoliación del rostro, resulta ideal aplicarle un tónico natural o convencional para sellar los poros e impedir que pronto se acumulen nuevas impurezas.

Este producto cuenta con muchas bondades para la piel, ya que complementa su limpieza y le aporta una acción reafirmante para impedir la flacidez y las arrugas.

Hidratar

Para finalizar esta rutina con total éxito, se debe utilizar una crema hidrante suave que permita proporcionarle humedad a toda la cara, incluyendo los labios, para que no queden en riesgo de resequedad.

Fuente