image

 

El actor Charlie Sheen confirmó esta mañana que tiene el virus del VIH.

Sheen habló con el periodista Matt Lauer en una entrevista televisada hoy en el Today Show (NBC), tal como había adelantado ayer la revista People

“Estoy aquí para admitir que soy VIH positivo. Tengo que detener esta avalancha de ataques, medias verdades e historias dañinas que amenazan la salud de tantos otros y que no pueden estar más lejos de la verdad”, dijo Sheen.

Lauer preguntó al actor a cuántas personas ha divulgado su condición de salud, a lo que Sheen respondió “he confiado en suficientes personas como para estar en esta posición hoy”.

El actor, además, confirmó que ha sabido que es VIH positivo hace aproximadamente cuatro años. “Comenzó con una serie de dolores de cabeza, migrañas y sudores en mi cama durante dos o tres noches seguidas, por lo que fui hospitalizado. Pensé que tenía un tumor cerebral, que todo había terminado. Luego de una serie de pruebas, de fluido espinal y todas esas cosas, entraron a mi habitación y ‘boom’ me dijeron ‘esto es lo que está ocurriendo’. Son tres letras muy duras de absorber. Es un punto de cambio en la vida de uno.”

Durante la entrevista, Sheen dijo que muchas personas a su alrededor le han extorsionado a cambio de mantener silencio sobre su estado de salud.

“Sí, le he pagado a esas personas”, admitió el actor. “No son tantos, pero suficientes como para gastar dinero de mi futuro… Suficientes personas como para haber pagado millones”.

“Lo que la gente olvida es que esto es dinero que están quitándole a mis hijos, creen que soy solo yo, pero tengo cinco hijos y una nieta”, apuntó, al tiempor que reveló que la suma es millonaria. Lauer luego reveló que Sheen indicó que son más de $10 millones.

Al preguntarle si las personas pidiendo dinero a cambio de silencio habían sido infectadas con el virus por Sheen o si estaban extorsionándole por simplemente conocer sobre su estado, Sheen respondió que se trataba de la segunda.

“Por alguna razón confié en ellos, eran de mi círculo de confianza, pensé que podían ayudarme y mi confianza se convirtió en su traición”, agregó el protagonista de Wall Street.

Lauer entró en detalles específicos al preguntar al actor si es cierto que al menos en una ocasión una prostituta visitó su hogar, fue a su baño, tomó una foto de sus medicamentos antirretrovirales y luego amenazó con vender la imagen a los medios. Sheen respondió que es una historia cierta.

“¿Sigues pagándole a estas personas?”, preguntó Lauer, a lo que Sheen respondió, “No después de hoy”.

“Ese es mi objetivo. Digo, no es mi único objetivo, pero creo que hoy me he liberado de esta prisión”, señaló.

A la pregunta de porqué continuó asociándose con estas personas y conductas de alto riesgo después de haber sido extorsionado, en sus propias palabras, Sheen respondió que sus acciones respondieron a haber estado deprimido por la condición en la que se encontraba. “Estaba consumiendo muchas drogas, estaba bebiendo demasiado alcohol y tomé muchas malas decisiones. Tomo responsabilidad por esa parte”, aseveró.

En cuanto a si ha transmitido el virus a sabiendas, o quizás sin saberlo, el actor respondió de inmediato que eso sería imposible. Sin embargo, admitió haber mantenido relaciones sexuales sin protección luego de haberle sido diagnosticado el virus.

“Las dos personas con las que hice eso estaban bajo el cuidado de mi doctor y fueron advertidas antes de que ocurriera”, resaltó y afirmó que tras el diagnóstico informó a todas las personas con las que ha tenido relaciones íntimas, “sin excepciones”.

Sheen, quien ha tenido problemas con drogas y alcohol durante muchos años, negó haber utilizado agujas hipodérmicas, pero admitió no saber exactamente cómo se contagió con el virus.

El exprotagonista de la serie Two and a half men, quien tuvo una salida muy abrupta y subsecuente riña pública con el creador del programa hace cuatro años, dijo que su comportamiento errático en ese momento no fue una reacción al diagnóstico, sino que este se lo dieron un poco después. “Ojalá pudiese echarle la culpa a esto por eso, pero fue un ataque de ira”.

Sobre si siente el estigma de tener esta condición y si se avergüenza, Sheen respondió que ya no. “Tengo una responsabilidad ahora de mejorarme y de ayudar a muchas otras persona. Ojalá que con lo que estamos haciendo hoy otras personas hablen y digan: ‘Gracias, Charlie, por abrir la puerta'”.

La entrevista con Sheen incluyó un segmento junto a su médico en el que el actor indicó que desde el inicio de su tratamiento no ha fallado ni en una dosis, a pesar de sus problemas con las adicciones. También indicó que, por la experiencia ya vivida, entiende que será blanco de varias demandas a raíz de la información que está divulgando hoy.

Sheen ha estado casado tres veces: con Donna Peele y las actrices Denise Richards y Brooke Mueller. Tiene cinco hijos: Cassandra, de una relación con Paula Profit; Sam y Lola, con Richards; y los gemelos Max y Bob con Mueller. Tiene además una nieta, Luna, de su hija Cassandra, nacida en el 2013.

Una fuente de People confirmó que Richards sabe “hace varios años” que Sheen es portador del virus y que ni ella, ni sus hijas son VIH positivos.

Rachel Oberlin, la última novia conocida del actor, dio a conocer ayer a través de su página web personal que tampoco tiene el VIH.

People habló ayer con el publicista Howard Bragman, quien aseguró a la revista que hace unos seis meses personas cercanas a Sheen se le acercaron para hablar sobre el asunto, pero no tuvo la oportunidad de platicar con el actor directamente.

“La entrevista puede generarle simpatía, pero debe estar preocupado por el miedo a pleitos legales con sus parejas sexuales. No se puede tomar a la ligera”, opinó Bragman antes de que fuera televisada.

Sheen, de 50 años, hijo del actor Martin Sheen y hermano de Emilio Estévez, ha afontado públicamente problemas de drogas y alcohol, además de tener un conocido historial de contratación de prostitutas.

Fuente