El actor descubrió que era VIH positivo tras concluir su relación con la ex estrella porno

Hace “aproximadamente cuatro años”, el actor Charlie Sheen empezó a experimentar una serie de síntomas que le hicieron temer seriamente por su salud, aunque nunca se imaginó que eran debidos a que era portador del VIH.

“Todo empezó a raíz de una serie de cefaleas y migrañas imposibles [de soportar]. Sudaba en la cama y acababa empapado en sudor… Me ingresaron de urgencia dos o tres noches seguidas. Creí que era un tumor cerebral, creí que todo se había acabado para mí. Después de una batería de pruebas y toda esa m*erda, [los médicos] entraron en mi habitación y, ¡bum!, me dijeron: ‘Esto es lo que hay’. Son tres letras muy difíciles de asimilar. Es un punto de inflexión en la vida de una persona”, aseguró el intérprete durante su entrevista en el programa ‘Today’.

Después de que le diagnosticaran VIH, la estrella fue víctima de “chantaje” por parte de varias personas de las que ahora se arrepiente de haber confiado.

“Por alguna razón decidí confiar en esa gente, formaban parte de mi círculo de confianza y pensé que podían ayudarme, pero en su lugar, como ya he dicho, convirtieron mi confianza en su traición”, confesó Charlie, explicando que una de esas personas fue una prostituta que descubrió su medicamentos antirretrovirales en el baño de su casa y les sacó una fotografía después de que mantuvieran relaciones sexuales: “Después de esto ya no voy a seguir pagándoles. Ese es mi objetivo [al dar la entrevista], no es el único, ya hablaremos de eso, pero creo que así me libero de una prisión“.

Charlie tampoco ha evitado hablar de cómo ha cambiado su vida sexual y ha reconocido haber mantenido relaciones sin protección con dos personas desde su diagnóstico, aunque insiste en que todas sus parejas -tanto las que tuvo antes de saber que era VIH positivo como las que ha tenido después- estaban al corriente de su condición antes de que la hiciera pública hoy martes, incluyendo sus exmujeres Denise Richards y Brooke Mueller.

“Las dos personas con las que lo hice estaban bajo el cuidado de mi médico y se les advirtió antes [de que mantuviéramos relaciones sexuales]”, afirmó.

Charlie Sheen

De los cinco hijos del actor, solo la mayor, Cassandra (30) -fruto de su relación con su exnovia Paula Profit-, es consciente de que su padre es VIH positivo.

“Se lo dije a mi hija Cassandra la otra noche y me sentí mal porque le afectó mucho, pero se ha recuperado. Es dura como su padre. Le dije: ‘Siento mucho no habértelo dicho antes, pero me parecía que no podías hacer nada por mí y no quería que tuvieras esa carga y ese estrés”.

La intención ahora de Charlie es aprovechar su fama de forma positiva ayudando a otras personas afectadas por el virus, aunque elegirá cuidadosamente las ocasiones en las que hable del tema.

“Voy a aprovechar esta ola de apoyo. Si hay un tipo en todo este planeta que ha contraído esto y que va a encontrar una cura, ese soy yo. En serio. No voy a convertirme en el hombre de portada [de esta condición], pero no voy a eludir mis responsabilidades y las oportunidades que se me presenten de ayudar a otros. Voy a hablar del tema, pero elegiré dónde con cuidado y respeto”.

Fuente