image

 

Fernando Carrillo se declaró culpable del delito de acoso sexual en contra de Beline Castor, la mujer que lo demandó, y lo hizo para terminar pronto con ese problema y no alargar el juicio.

Pero no contaba con la persistencia de esta mujer, quien ahora maquinó otra demanda, pues en alguna ocasión, durante una entrevista, Carrillo dijo que ‘nunca besaría a una mujer tan fea’, lo que Castor y su abogado aprovecharon para entablar otra demanda, según relata la revista Fama!.

La mujer asegura que tal declaración la afectó psicológicamente, y exige una indemnización para pagar las terapias para superar ese trauma.

Parece que Beline Castor se convirtió en una maldición para el actor venezolano, que no puede terminar de una vez con los problemas con esta mujer.

Fuente