Francisca Lachapel-Madre-Raccoonknows.jpg

 

Feliz y emocionada, Francisca Lachapel pudo cumplir el sueño más grande de su vida: traer a su mamá desde República Dominicana a vivirse con ella a Estados Unidos.

“No se imaginan cuántas veces yo soñé llegar a este país con mi mamá agarradita de la mano. Este fue un fin de semana espectacular donde Dios me dio la oportunidad de hacer este sueño realidad. El sentimiento no tiene precio”, le compartió emocionada Francisca a sus compañeros de ‘Despierta América’.

Francisca pudo conseguir que su mami recibiera una visa y este fin de semana pasado viajó a su pueblo natal a buscarla. Doña Diva se subió por primera vez a un avión, y de la mano de su hija, tal como siempre lo soñó Francisca, llegó a Miami.

La primera visita pública de Diva fue al trabajo de su hija, ‘Despierta América’, y al llegar la propia mamá de Francisca el contó a Karla Martínez y Alan Tacher cómo fue su primer viaje.

“El avión me dio un poquito de miedo pero no había forma de venir aquí que no fuera así. No me la imaginaba nunca, gracias a Dios y a ella (Francisca) por darme esta oportunidad tan bella que estamos viviendo, como dice siempre ella esto es un sueño, yo nunca pensé que iba a estar en ‘Despierta América’ un programa tan importante en el mundo”, dijo Diva muy emocionada.

Francisca, que todavía no puede creer que este sueño sea una realidad compartió lo siguiente en el programa de Univision:

“Yo tengo una bendición de tener a la mejor madre del mundo, a mí me faltaron muchas cosas, pero esta señora me dio todo, y lo más importante que ella me dio fue la fe. Nosotras nos sentábamos en el patio y ella me decía: ‘Todo el mundo tiene un familia en Estados Unidos, ¿por qué nosotros no? ¿tú crees que algún día podremos estar allí?’… Y yo le decía, ‘Nosotros vamos a vivir ahí, vamos a tener una vida buena con todo lo que te mereces’”, dijo Francisca entre lágrimas.

Diva y su hija compartieron juntas todo el show en vivo, incluso hasta la madre superó a la hija en carisma conquistando a todo el mundo.

Fuente