image

 

Rob Kardashian está considerando ingresar a una clínica de rehabilitación para enfrentar los problemas de autoestima y depresión que lo han llevado a un aumento considerable de peso.

La muerte del rapero Chinx, gran amigo de Rob, fue lo que sacudió al hermano varón de las Kardashian, quien últimamente ha estado viviendo un mundo de aislamiento y frustración.

Rob vive en la casa de Khloe, y se sabe que ha recurrido a su familia para encontrar el apoyo necesario. Tanto Kris, su madre, y sus hermanas Kourtney, Kim, Khloe, Kendall y Kylie han comprendido que lo han dejado solo, y ahora quieren recuperar el tiempo perdido.

Fuente