kim-kardashian-instagram-raccoonknows

 

Kim Kardashian vuelve a ser noticia después de que un hombre fue arrestado por destruir sus libros en una librería de Connecticut. La estrella del reality show Keeping Up with the Kardashians (E!) tendrá millones de fanáticos pero también críticos, entre ellos Carl Puia, quien se indignó tanto con el libro Selfish donde Kardashian publica sus fotos tipo selfie que fue a una librería Barnes & Noble en Glastonbury y le echó un líquido rojo encima a varias copias en venta.

“Seis copias del libro fueron destruidas en la masacre y no pudieron ser salvadas”, informó la Policía de Glastonbury en su página de Facebook. Puia, de 74 años, fue arrestado y enfrenta cargos de travesura criminal. El incidente en la librería ocurrió en octubre y Puia se entregó a las autoridades tras confesar su fechoría esta semana.

El hombre también dejó una nota en la escena del crimenescrita con una máquina de escribir en la que expresa su “disgusto con la señorita Kardashian y gente como ella”, según la policía. Puia fue liberado después de pagar una fianza de $2,500.

Recientemente, Kardashian ha vivido varios incidentes desagradables. Además de ser asaltada a punta de pistola en París a finales del 2016, su esposo Kanye West fue hospitalizado y sometido a revisión siquiátrica por supuesto comportamiento errático. A la vez que sigue alborotando las redes sociales con sus fotos, Kardashian se mantiene ocupada con el rodaje de la cinta Ocean’s Eight, que actualmente se filma en Los Ángeles y donde comparte créditos con Cate Blanchett, Anne Hathaway, Rihanna y otras famosas.

Fuente