image

 

Jennifer Garner habría asegurado a sus allegados que su matrimonio con Ben Affleck llegó a su fin porque este era un marido ausente y no porque tuviese problemas con el alcohol y los juegos, como se especuló.

Según señalan algunos medios de comunicación, Garner le dijo a su familia que Affleck se convirtió en propiedad de Hollywood y que todo su tiempo le dedicaba a su trabajo.

“Ben no es un marido presente y ha estado saliendo de un proyecto y entrando en otro desde hace varios años, pasando mucho tiempo fuera de su hogar”, consideró la actriz de Elektra.

Jennifer Garner aseguró sentirse ignorada y rechazada, y comenzaron a tener muchas discusiones por ello.

La pareja estuvo realizando dos años de terapia matrimonial, pero “ellos finalmente reconocieron que son dos personas que quieren vivir sus vidas de forma diferente”, dijo otra fuente.

La crisis matrimonial comenzó hace mucho tiempo y están viviendo separados desde hace al menos 10 meses, confirmó TMZ.

La pareja estuvo casada por diez años y, fruto de su relación, tuvieron tres hijos: Violet Anne, Seraphina Rose y Samuel Garner Affleck.

Fuente