image

 

La estrella de televisión Kim Kardashian ha criticado a la veterana intérprete Bette Midler, a la joven Chloë Moretz y al presentador Piers Morgan después de que los tres se burlaran del último selfi desnuda que ha publicado en sus redes sociales. Primero le tocó a Morgan, a quien la mujer de Kanye West no dudó en responder públicamente después de que este se ofreciera a comprarle ropa.

“Hey, Piers Morgan, nunca te ofrezcas a comprarle ropa a una mujer casada. Esa es una mi**da muy del estilo de Ashley Madison [portal de citas para personas casadas]”, tuiteó Kim.

Después le llegó el turno a Bette Midler, quien previamente había comentado lo repetitivas que se estaban volviendo las fotos de Kim desnuda.

“Kim Kardashian ha publicado hoy una foto desnuda. Si Kim quiere que veamos una parte suya que no hayamos visto hasta ahora va a tener que tragarse la cámara”, escribió la actriz y cantante en su perfil de Twitter, a lo que Kim respondió: “Hey, Bette, sé que ya ha pasado tu hora de irte a la cama, pero si todavía estás despierta y leyendo esto, manda alguna foto desnuda. Es broma”.

Además, la estrella televisiva también acusó a Bette de ser una falsa amiga apuntando que antes de criticarla públicamente le había mandado un regalo para intentar ganarse su amistad.

“Hey, Bette, de verdad, no quería tener que sacar el tema, pero hace tiempo me mandaste un regalo para hacerte pasar por mi amiga y después me atacas. Deja vu”, añadió Kim.

Por su parte, la joven Chloë -que retuiteó el primer mensaje de Bette- le mando un mensaje a Kim recordándole lo importante que era ser un ejemplo positivo para las nuevas generaciones.

“Kim Kardashian, espero que te des cuenta de lo importante que es dar ejemplo a las mujeres jóvenes enseñándoles que tenemos mucho más que ofrecer que nuestros cuerpos”, le dijo la actriz en la red social, a lo que Kim contestó: “Vamos a darle todos la bienvenida a Chloë Moretz a Twitter, ya que nadie sabe quién es. Tu portada de la revista Nylon era una monada, cariño”.

Finalmente, Kim echó mano de las redes sociales una última vez para dejar claro que las críticas no le afectaban gracias a su amplia fortuna y al sólido matrimonio que comparte con Kanye West, padre de sus hijos North (2 años) y Saint (3 meses).

“Siento haber tardado tanto chicos, estaba ocupada embolsándome 80 millones de mi videojuego y transfiriendo 53 a mi cuenta común [con mi marido]”, declaró en su último tuit, que acompañó de uno de sus kimojis, en el que aparece bebiendo té, y de una nueva foto desnuda.

Fuente