Kim Kardashian- sin maquillaje- desfile de Balenciaga-Raccoonknows.jpg

 

Kim Kardashian reconoce que en gran parte ella fue la culpable del asalto que sufrió en París, pues presumió sus valiosísimas joyas, incluido el anillo de compromiso que le dio Kanye West de US$4 millones, según una fuente de la revista People.

La madre de dos hijos se siente responsable de lo ocurrido por mostrar la sortija en las redes sociales.”Kim está en shock. Este incidente la hizo replantearse toda su vida”, reveló el informante a la publicación.

A pesar de que su marido le quiere volver a comprar la costosa pieza, la protagonista de Keeping Up with the Kardashians se niega. “Kanye quiere comprarle el anillo de nuevo, pero ella sólo dice que no quiere pensar en ello.  Sólo quiere que todo vuelva a la normalidad”.

Fuente

💎💎💎

A photo posted by Kim Kardashian West (@kimkardashian) on