Loading...
Loading...

En medio de la premiación de los Latin AMAs 2018, y minutos antes de cantar su nuevo tema ‘Ella Soy Yo’, Gloria Trevi se paró en la punta del escenario, y por un poco más de 7 minutos hizo la confesión más valiente que ha hecho hasta ahora, de los años que vivió bajo el tormento y la pesadilla de su ex productor y ex pareja, Sergio Andrade.

“Voy a decirles los que nunca he dicho en un escenario”, comenzó diciendo ante la sorpresa de sus colegas, y el público que se puso de pie para aplaudirla y acompañarla en la confesión.

A continuación podrás leer los puntos más importantes de las palabras que nunca se había atrevido a decir antes Goria Trevi:

“Quizá los que me ven y no me conocen escucharon miles de historias sobre mí. Entre ellas que estuve en la cárcel. Cuatro años, 8 meses y 8 días le llevó a la justicia mexicana reconocer mi inocencia…Yo fui una cortina de humo para las mujeres de Juárez, porque así a veces es cómo se ocultan los crímenes. Dedicaron miles de horas de programas de televisión, y no exagero, y decían que yo tenía un clan de corrupción de menores”.

“Como esas personas sabían de marketing, pusieron el Trevi por delante de ‘X’. Y dije ‘X’ porque eso fue en mi vida. Él no fue mi creador, ni mi descubridor, porque con él y sin él he demostrado que yo soy Gloria Trevi… Gloria a Dios que me tiene viva en este momento”.

“Mi abusador hoy por hoy está libre, y no solo me hizo daño a mí sino a muchas otras jóvenes, y muy probablemente lo sigue haciendo (llora), y me conmuevo porque sé que algunas de ellas me están viendo y y les dedico este momento también… Dicen que una mentira de tanto repetirla se vuelve verdad, pero no, ¡yo no fui su cómplice!”.

“Yo tenía 15 años con una mentalidad de 12 cuando conocí al gran productor, que inmediatamente buscó convertirse en un espejismo del amor, y se hizo pasar por mi única oportunidad de llegar a alcanzar mis sueños, para poco a poco empezar a desgarrarme, aislarme. Tenía 15 años cuando empecé a vivir con manipulaciones, golpes, gritos, abusos, castigos… y fueron 17 años de humillaciones… ¡y no se equivoquen! porque los años, en esos casos, no corren a favor haciéndonos madurar, corren en contra quebrantándonos cada día”.

“Sin embargo, durante esos años, yo creía que estaba siendo fuerte y escondía mi realidad hasta de mis padres. Tenía más compasión del tipo que de mí. En ese entonces me ponía mis zapatos viejos, mis medias menos rotas que mi alma, y con mi pelo suelto y con la frente en alto me iba a trabajar, como tantas mujeres lo hacemos”.

“Y escribía en mis canciones el mundo que yo soñaba para nosotras, pero también les cantaba lo que yo estaba sufriendo y viviendo… Este es un momento histórico para las mujeres en el mundo, y la mejor manera en la que puedo agradecerle al Dios, a mi público, a mi hija, a mi familia, a mis amigos y a mis fans  que yo estoy aquí con vida, de pie es contando mi historia. Hasta el día de hoy hay algunos que todavía me señalan y me discriminan con esa seguridad que les da la ignorancia, pero esto tiene que terminar y no lo digo por mí. Porque yo estoy bien, yo ya estoy aquí, de pie…”.

“Esto tiene que terminar por ellas, para que pueda haber un mundo donde no exista una mujer que le cueste enfrentar a su depredador, a su abusador, inclusive desde su infancia. Un día  vaya caminado por la calle o ande buscando un trabajo y se encuentra a un pendejo que se atreva a juzgarla o acusarla de haber sido cómplice de su peor desgracia. esta noche yo expongo mi vida por ellas, pero esta noche y para siempre ellas, soy yo”.

Fuente

Loading...