Irvin Alberti-Sarah Despradel-Raccoonknows.png

 

El amor sonríe a ambos. Cupido utilizó la flecha más poderosa y encantadora para hacer caer rendido de amor a aquel hombre chévere que daba la impresión, hasta conocer a su dulcinea, de no doblegarse ante ninguna mujer porque en el imaginario colectivo se creía que cambiarlas era su deporte favorito.

Pero no. Ese peligroso conquistador de ilusiones femeninas acaba de sucumbir ante una sola, esa que hoy mismo también anda suspirando y proclamando su amor por su Rubirosa exclusivo y a quien llama “el hombre de mi vida”.

Sí, Irvin Alberti y Sarah Despradel viven el romance más tórrido del ardiente verano. De esos que hasta la mirada más discreta conduce a un volcán de pasiones.

Como dos adolescentes en largas noches de lunas y estrellas, ellos se exhiben en las redes sociales gritando su amor y dándole esperanzas a otras personas de que sí se puede encontrar la media naranja que se sueña toda la vida y que Cupido nunca parece trabajar para eso.

Hacía un tiempo que de manera calladita ellos estaban tejiendo una fascinante historia, construyendo su propio nido de amor.

Sin embargo, a principios de este mes de junio ya aquel secreto no podía seguir en la oscuridad y fue revelándose poco a poco.

Sarah fue la primera en usar su Instagram para gritar al mundo que Albertí es su amor.

En la cita, acompañada de un corazón, la fotógrafa y fashion blogger posteó la siguiente frase: “Y de repente, ocurre, algo se acciona y desde ese momento sabes que las cosas van a cambiar (IA)”, publicó Despradel entendiéndose la “IA” como Irvin Alberti.

Mientras que Irvin, que labora en el espacio “Chévere Night”, compartió la imagen y mensaje de su pareja agregando: “Y nadie lo buscaba, y nadie lo planeó así. Pero de repente llega alguien de un lugar inesperado a enseñarte que querer es de cualquiera, saber querer es exclusivo de algunas personas extraordinarias SD”.

Con los días ese sentir está in creciendo. Y lo demuestra la misma Sarah cuando el miércoles publicó un nuevo mensaje, más entregada aun, a tal punto que cualquier canción romántica es insignificante ante lo que ella le afirma con todo su corazón: “Eres el hombre de mi vida”. Llegar ahí ya en buen dominicano es un asfixie.

“Siempre supe lo que quería, una amiga me dijo una vez: Sarah, eso que sueñas no existe, deja de buscarlo! Siempre tuve fe y lo que vivo ahora es lo que siempre esperé”, escribió la protagonista.

Luego vino la revelación: “Confieso que al principio te decía ¿cuándo termina tu guión? … y en cada momento me has demostrado ser la persona más coherente entre lo que me dices y lo que haces … hablamos un mismo idioma de amor, respeto y sintonía que supera muchos esquemas”.

A continuación su éxtasis: “Gracias por hacerme vivir un amor pleno y poder sin duda decir eres el hombre de mi vida! Te amo @irvinalberti”.

Fuente