image

 

El mánager de Luis Miguel es quien lo incita a caer en excesos, asegura a la revista TV Notas una fuente cercana al cantante, quien está sumido en una severa crisis, tras cancelar dos conciertos en el Auditorio Nacional el pasado mes de noviembre, y recientemente el resto de su gira por los Estados Unidos.

El informante declaró a TV Notas: “3 días antes del concierto en el Auditorio Nacional, Micky agarró la fiesta con Alejandro Fernández en Puerto Vallarta, donde se pusieron de acuerdo para sus presentaciones juntos, pero ya te imaginarás en lo que acabó. Estaba con él su manager Daniel González Hartman, ese güey es el demonio, todos lo despreciamos”.

La fuente asegura a la publicación que el mánager el culpable del lamentable estado físico y emocional de Luis Miguel: “Él es quien lo incita a hacer cosas que Micky lleva años sin hacer, le gusta la parranda, la coca y las mujeres fáciles. Luis Miguel trae una fuerte depresión desde hace dos años, pues sigue sin encontrar a su mamá, sobre lleva su estado anímico con alcohol, y Daniel lo reanima con cocaína, pero esta vez se le pasó la mano”.

Fuente