A una semana de dejar el puesto que ha ocupado durante 37 años y que la ha encumbrado como una referencia de la televisión hispana, María Elena Salinas no puede negar que la nostalgia la ha tomado por asalto.

Este viernes en una conmovedora entrevista con Karla Martínez dentro del matutino Despierta América, la comunicadora estuvo al borde del llanto al recordar momentos clave de su trayectoria.

“Yo empecé con muchas ganas, como soy perfeccionista, tengo varias reglas: no ser mediocre y no ser conformista. Yo me entregué por completo a mi profesión y a mi comunidad, me di cuenta de que mi gente tenía sed de información… así voló el tiempo”, contó la periodista californiana de 63 años.

Con todo el peso de la despedida del Noticiero Univision, María Elena ha roto barreras que nunca creyó, como llorar ante la televisión.

Sí, tras tres décadas frente a las cámaras, la valiente mujer se quebró en otra entrevista con “El Gordo y la Flaca”.

“Siempre he hecho un esfuerzo por no llorar en televisión, me parece un insulto para el televidente, porque yo estoy para dar la noticia, no mis sentimientos”, expresó.

Momentos después, al hablar sobre una de las decisiones más difíciles de su carrera al emprender otro camino, no pudo más y dejó correr las lágrimas.

“Te dije que no me gusta llorar…”, atinó a decir, la periodista miembro del salón de la fama de los comunicadores en Estados Unidos.

Fuente