image

A Mayra Rojas le cuesta creer que su hermana Lorena Rojas haya muerto estando recién casada.
Y puso en duda la manera en la que la fallecida actriz contrajo matrimonio con su prometido Jorge Monje.

“Lo que él dice es que nosotros estábamos en el súper cuando él se casó con Lorena y digo pues bueno, a quién le quieren ver la cara, de quién se quiere burlar. Al único que le puede satisfacer es a él porque legalmente ese matrimonio no repercute absolutamente en nada en alusión a Luciana”, dijo en entrevista exclusiva con la revista TVnotas sobre la pequeña hija que Lorena adoptó meses antes de morir.

Desde el mes pasado se ha corrido el rumor de que éste está peleando la custodia de la niña, aunque él se ha negado a hablar con la prensa.

“Por otro lado mi hermana el 14 de febrero tomaba morfina cada cuatro horas. Entonces, mi hermana no estaba en sus cinco sentidos”, agregó dando entender que existe la posibilidad de que ni la misma actriz se haya dado cuenta de lo que hacía dado el dolor que estaba sufriendo días antes de morir tras años de luchar contra el cáncer.

Agregó que el empresario español acudió al consulado mexicano para pedir unos papeles posterior a la muerte de la actriz de telenovelas y que nunca se presentó como “su viudo”.

Mayra por eso duda de la verdad y de las intenciones del empresario.

“Yo no puedo aceptar que está casado con mi hermana bajo esas circunstancias. No porque yo no quiera, sino que me sorprende porque nosotras no estábamos enteradas”, agregó.

Explicó que no fue hasta que Monje pidió ayuda en el consulado para “para arreglar la situación con Luciana”, que ella se enteró que existía una acta de matrimonio. Y que desde entonces, Monje le ha declarado la guerra.

“Hace un par de semanas me dijo: ‘Te robaste a mi hija'”, dijo agregando que ella no pudo robarle lo que no le pertenece.

También dejó entrever que la relación entre su hermana y su expareja no era la mejor.

“Hubo un momento que Lorena me decía: ‘Ya no sé qué hacer, está hostigándome con esto de que se quiere casar y ya no sé qué hacer’. Y le dije: ‘Dale el avión'”, dijo.

Dejó en claro que su sobrina está y seguirá con ella y su familia porque así lo quería Lorena.

“Luciana no es un trofeo, Luciana no es algo por lo que se tengan que correr 200 metros pecho tierra para ver quién se queda con ella”, dijo.

En los documentos de la adopción, agregó, “hay un párrafo que dice que si Lorena fallece, Luciana pasa automáticamente a la tutela de su familia consanguínea directa, osea su mamá o sus hermanos”.
Y recordó una plática que ambos sostuvieron hace unos meses.

“Cuando Lorena muere, como Lorena no deja dicho nada, lo primero que pensé fue: ‘Pues bueno, tú [Jorge] no te puedes quedar con la niña porque estás ilegal en los Estados Unidos, por que la niña no se apellida como tú y te la van a quitar’. Y me dijo: ‘Sí, yo me voy a España a arreglar mis papeles y tú te llevas a la niña'”, dijo sin explicar exactamente si ellos acordaron que ella le entregaría a la niña posteriormente.

También comentó que Monje le dijo que al fallecer Lorena se desataría una guerra entre ellos, la cual ahora es inminente.

“Sí he recibido amenazas de parte de Jorge… No sé como vaya a proceder porque me dijo que iba a hacer todo lo posible por acabar conmigo y con toda mi familia”, dijo asegurando que ya levantó una acta ante las autoridades.

Ahora falta escuchar la reacción de Monje ante todo esto.

Fuente