image

 

Durante su presentación en la gala del Salón de la Fama del Rock, la cantante sorprendió con su atuendo y declaraciones.

Miley Cyrus sorprendió la noche del sábado en la gala del Salón de la Fama del Rock, en la que fueron integrados nuevos miembros como Ringo Starr y Joan Jett.

La joven primero captó las miradas debido a su atuendo, pues se presentó en Cleveland con un vestido negro que dejaba al descubierto sus senos.

Eso sí, Miley cubrió sus pezones con unas estampas en forma de corazón, con las letras JJ, en relación con Joan Jett, a quien le tocó inducir el sábado.

La propia Cyrus compartió en su cuenta de Instagram una imagen portando su llamativo atuendo, junto a Joan Jett y Paul McCartney.

Pero no fue el único motivo por el que dio de qué hablar, ya que en su discurso de inducción a Joan Jett dijo:

“Voy a empezar esta inducción con la primera vez que quise tener sexo con Joan Jett. Estábamos en su baño, fumando y hablando, y este fue uno de los momentos en mi vida en el que quería estar tan presente y absorber todo lo que me decía. Escuché su plática acerca de sus días con los Runaways, de música… para mí es una supermujer, es lo que una supermujer debería ser”, señaló.

En su cuenta de Instagram, Cyrus compartió imágenes de la noche y también de su atuendo, en donde incluso es posible apreciar el vello en su axila.

Fuente