image

 

Pablo Montero y su esposa Carolina Van Wielink están separados, y lo confirmó ella misma a través de un comunicado.

Van Wielink pide respeto para sus hijas, quienes no tienen nada que ver en este problema, para que no se hagan especulaciones. La separación ya tiene algún tiempo, así que dice que Pablo puede conducir su vida como quiera, y no se darán más detalles.

Esto se da a conocer después de polémicas fotografías y vídeos, donde Pablo se ve en situaciones muy comprometedoras con otras mujeres, confirmando su fama de mujeriego, aún estando casado.

Fuente