image

 

Mirada más profunda, ojos más grandes, pestañas increíbles y todo en una sola intervención. Así es como nos presentan la maravilla de la permanente de pestañas que se volvió un boom desde hace algunos años, ¿quién podría decir que no?

Sin embargo si estás considerando someter tus ojos a un proceso así, es bueno saber un par de cosas antes de tomar la decisión y aquí te las presentamos en una lista de pros y contras.

Pros

Te olvidaras del rizador por mucho tiempo.La permanente riza tus pestañas durante 2 a 4 meses aproximadamente.

Es un proceso rápido y con resultados inmediatos.No tarda más de 30 minutos y el rizado es inmediato.

Económico y accesible. Dependiendo la técnica y el lugar donde presten el servicio puede ir desde los 200 pesos.

Puedes encontrarlo en estéticas, spas o kits para el hogar. Se volvió tan popular que incluso encuentras el kit en distribuidoras de belleza.

Utiliza tus mismas pestañas. No son extensiones, son tus mismas pestañas.

Contras

Alergia: Al ser un proceso químico tienes el riesgo de reaccionar con alguna alergia que puede ir desde inflamación leve, irritación y prurito.

Ceguera: En el peor de los casos ocasionada por una alergia grave o bien porque el producto alcanzo a penetrar en tus ojos, los cuales deben estar cerrados en todo el proceso.

Caída: Aunque las pestañas tienen un tiempo de vida promedio de 4 a 6 meses de manera natural, al someterlas a la permanente estarás acortando su vida y sí, claro que lucirán geniales pero sólo durante unos 2 meses. Después comenzaran a caerse y lucirán escasas mientras tu cuerpo vuelve a regular su crecimiento.

Algunos permanentes no duran mucho tiempo, es cuestión de la calidad del producto utilizado y la misma forma de tus pestañas (tal como sucede con el cabello). Como puedes ver y analizándolo bien, a pesar del beneficio de obtener unas pestañas chinas en un 2×3 y de larga duración, también son múltiples las desventajas un se pueden presentar con la permanente.

Personalmente yo me la realicé hace algunos años y aunque por fortuna no experimenté ninguna reacción adversa, la verdad es que es demasiado riesgo por el resultado que bien se puede emular con un buen rímel y la técnica correcta.

Fuente