crema casera-flacidez-caderas-muslos-Raccoonknows.jpg

 

La mayoría de las mujeres busca que sus caderas y muslos permanezcan firmes y tonificados, dado que son una parte muy importante de su figura y atractivo físico.

Pese a esto, los cambios hormonales, los hábitos de alimentación y el sedentarismo ocasionan alteraciones en su firmeza, y pueden derivar en la aparición a problemas estéticos como las estrías y la celulitis.

Si bien se desarrolla de distintas formas en cada caso, muchas buscan corregirlo porque considera que tiene un mal aspecto e impide lucir con comodidad ciertos tipos de prendas.

Por suerte, la adopción de una rutina de ejercicios, los alimentos saludables y algunos cuidados cosméticos ayudan a revertirlo de forma natural, en especial cuando se desarrolla en el tejido dérmico y no en la masa muscular.

Incluso, hay recetas 100% naturales que combinan ingredientes nutritivos y reafirmantes para minimizar al máximo la flacidez de estas zonas del cuerpo.

Entre estas opciones nos encontramos con una crema casera de aceites esenciales y manteca de karité que, por un precio módico, reduce de forma notable este problema.

¡Anímate a prepararla!

Crema casera para reducir la flacidez de las caderas y los muslos

La crema natural para combatir la flacidez en las caderas y los muslos es un producto que se obtiene a partir de la combinación de aceites esenciales con propiedades reafirmantes y la prodigiosa manteca de karité.

Estos ingredientes penetran con facilidad en la piel y, con los días, minimizan la pérdida de colágeno y elastina que conduce al exceso de flacidez.

 Es un buen complemento para los ejercicios y la alimentación, dado que sus propiedades actúan sobre el tejido epidérmico y evitan el deterioro de sus fibras.

Su aplicación mediante masajes estimula el sistema linfático y la circulación, de modo que elimina las toxinas y los líquidos que influyen en la aparición de la llamada “piel de naranja”.

Tanto los aceites como la manteca contienen ácidos grasos saludables, recomendados para conservar la elasticidad natural y reducir la presencia de estrías.

También brindan una alta cantidad de sustancias antioxidantes, ideales para minimizar los efectos negativos de los radicales libres y aumentar el rejuvenecimiento celular.

¿Cómo preparar esta crema casera para combatir la flacidez?

La preparación de esta crema casera ayuda a ahorrar mucho dinero si comparamos los precios de sus ingredientes con los costosos tratamientos químicos que venden en el mercado.

Si bien sus efectos varían en cada caso, está comprobado que su aplicación continúa puede reducir de forma significativa la flacidez.

Lo más interesante es que no contiene sustancias agresivas, por lo que puede utilizarse sobre todos los tipos de pieles sin temor a desarrollar efectos secundarios indeseados.

Eso sí, es esencial verificar la calidad de todos los ingredientes, ya que algunos confunden los aceites esenciales con aceites minerales perfumados que no cuentan con sus mismas propiedades.

Teniendo esto en cuenta, basta reunir todo lo necesario para seguir unos simples pasos.

Ingredientes

  • 6 cucharadas de manteca de karité (72 g)
  • 5 cucharadas de aceite esencial de rosa mosqueta (75 g)
  • 5 cucharadas de aceite esencial de romero (75 g)
  • 1 cucharada de cera de abejas (10 g) (opcional)
  • 3 cucharadas de aceite esencial de naranja (45 g)

Preparación

  • Pon la manteca de karité en un recipiente resistente al calor y llévala al baño María.
  • Cuando se derrita por completo, agrégale el aceite esencial de rosa mosqueta y el aceite de romero.
  • Remueve bien y, si quieres darle una textura más cremosa, añade una cucharada de cera de abejas.
  • Retíralo del fuego cuando todo esté bien incorporado y, antes de que se solidifique, agrégale el aceite esencial de naranja.
  • Vierte la mezcla en un frasco de vidrio hermético y déjala a temperatura ambiente hasta que adquiera la consistencia deseada.

Modo de aplicación

  • Toma la cantidad necesaria de crema reafirmante casera y frótala con suaves masajes sobre las caderas y los muslos.
  • Haz suaves presiones con las yemas de los dedos y asegúrate de que el producto se absorba bien.
  • Deja que actúe toda la noche y repite su uso, como mínimo, tres veces a la semana.

Durante el tratamiento con este producto natural debes tener en cuenta que los efectos no se consiguen de forma inmediata y solo son notorios tras varias semanas de uso.

Es muy importante apoyar su aplicación con el consumo diario de agua y la práctica continua de ejercicios físicos para las piernas y las caderas.

Fuente