El concurso de Nuestra Belleza Latina  regresará con una décima y última temporada a la pantalla de Univision en la que las aspirantes no deberán ceñirse al prototipo tradicional de las reinas.

Uno de los shows más esperados por la audiencia de la cadena cada domingo, NBL comenzó en 2008 coronando a la ahora presentadora y actriz Alejandra Espinoza.

A través de los años vio surgir a presentadoras como Francisca Lachapel y Ana Patricia Gámez en Despierta América, o Clarissa Molina como Miss República Dominicana y luego parte del talento de El gordo y la flaca.

Ahora buscará a un grupo de  jóvenes aspirantes a la corona que estén dispuestas a acabar con los estereotipos de la sociedad sobre la belleza.

Las nuevas aspirantes serán de figura voluminosa o curvilínea, algo podría desafiar el gusto de uno de los jueces, Osmel Sousa, pues su conocida manera de calificar a las participantes no siempre favorecía a las jóvenes cuyas medidas no eran las conocidas 90-60-90.

La misma Molina, ganadora de la última temporada del reality Nuestra Belleza Latina VIP, recibió críticas junto a sus compañeras por parte de los jueces que se quejaron de que aumentaron de peso, pues mantener una figura delgada es uno de los requisitos principales de la certamen de belleza.

La próxima temporada de concurso llegará con el título de Nuestra Belleza Latina Total a principio del 2018 por Univision.

Fuente