niña-Rob Kardashian-Blac Chyna-Raccoonknows.jpg

Los escépticos sobre la relación entre Rob Kardashian y Blac Chyna podrían cambiar de parecer pues según fuentes cercanas a la pareja, el hermano de Kim Kardashian está tan fascinado con su nueva vida como padre que ya hasta se mudó a vivir con la madre de su hija recién nacida, Dream Renée.

La nenita nació hace solo tres semanas, y lo último que se sabía era que Rob seguía viviendo por separado de su prometida en su mansión de L.A. Sin embargo, la convivencia constante con ambas y las labores de padre lo habrían convencido de dar el gran paso de vivir juntos.

“Rob es muy acomedido con Dream”, dijo una persona cercana a él. “Ella ha cambiado su vida. Hace que él quiera ser mejor. Y él está pasando mucho tiempo con su familia”.

Tanto Rob como Chyna se han dedicado a compartir cantidad de fotos y videos al lado de su recién nacida, tanto que hasta le han puesto filtros en Snapchat:

Las cosas no siempre fueron miel sobre hojuelas para Kardashian, de 29 años, y Chyna, de 28, quienes tan solo comenzaron su romance a principios de este 2016 y al poco tiempo se comprometieron.

Al principio, las hermanas de Kardashian no estaban nada contentas con el romance, especialmente porque Chyna tuvo un hijo –King Cairo– con Tyga, el novio de Kylie Jenner, media hermana de Rob.

Las cosas entre Rob y Chyna tampoco fueron siempre viento en popa, como ha quedado claro en mútliples dramas capturados en su show de telerealidad Rob & Chyna (E!), surgido a raíz del romance.

Rob ha borrado sus fotos de Chyna en Instagram, ha filtrado el teléfono de al menos una de sus hermanas, etc. Sin embargo, el nacimiento de la pequeña Dream parece haber cambiado realmente las cosas.

“Rob quiere vivir con Chyna y pasar cada día con Dream”, dijo una persona a él. “Está haciendo un esfuerzo enorme para llevarse bien con Chyna. Ella parece muy contenta con él. Se llevan muy bien [ahora] y están disfrutando de ser padres”.

Fuente