image

 

La actriz Salma Hayek cree que la industria cinematográfica subestima el papel de la mujer como profesional y como potencial espectadora, algo que solo cambiará cuando demuestre ser “una fuerza económica”.

“Lo triste es que las únicas dos industrias donde las mujeres recaudan más que los hombres son la moda y la pornografía. Y es triste saber que en el cine las grandes estrellas valemos la pena solo si somos objetos sexuales. La única forma de que los hombres quieran ayudar a generar un cambio es con dinero, demostrándoles que somos una fuerza económica”, señala la intérprete en el periódico mexicano Excélsior.

Salma ha querido denunciar en concreto algunas prácticas que se llevan a cabo en Hollywood y que considera “demasiado machistas”.

“La mayoría de los actores más famosos, en sus contratos imponen la aprobación de la actriz que va a ser la protagonista. El hombre siempre es el Dios del cine, porque es el que decide. Y el hecho de poder decidir a quién va a besar es demasiado machista”, añade la intérprete.

Pero la actriz mexicana no solo se queja como profesional, sino también como parte de la audiencia femenina, ya que considera que la industria “ha abandonado” a las mujeres.

“Las mujeres ya perdimos el amor por el ritual de ir a un cine. Así como el mundo del cine nos abandonó, nosotras también lo abandonamos. En el cine piensan que solo nos gustan las comedias románticas. Somos mucho más inteligentes que eso”.

Fuente