image

 

Sharon Stone ha sido tradicionalmente la gran invitada de honor en la fiesta anual que la firma de joyería De Grisogono organiza en Cannes (Francia) durante su prestigioso festival de cine, pero este año decidieron sustituirla por Kim Kardashian debido a las elevadas demandas quehabría exigido para asistir.

“No solo reclamó una retribución de 300,000 dólares para asistir este año, sino que también pidió ocho habitaciones para ella sola en un hotel y un jet privado”, aseguró una fuente al diario The New York Post.

Fuente