El Síndrome Metabólico, en opinión del Dr. Marcano Amador, es una llamada de atención de nuestro organismo. Una constelación de factores de riesgo, que colocan al paciente que lo padece con una probabilidad más alta de padecer Diabetes o Enfermedad Cardiovascular.

El punto clave se encuentra en que se puedan identificar éstos factores de riesgo lo más pronto posible, los cuáles muchas veces coexisten entre la misma persona y por ello se han agrupado dentro de éste término denominado Síndrome Metabólico, que de paso, está de moda.

¿Dr., cuando a un paciente se le determina Síndrome Metabólico, que se le informa realmente, cómo debe reaccionar y que empatía debemos establecer con nuestro médico de confianza, para asumir retos en conjunto?

“Esto último que mencionas, establece muy bien cual deber ser el compromiso entre médico y paciente, frente a éste tema en particular, porque en definitiva es una lucha en conjunto. Debemos emprender acciones, el médico debe ser activo en reconocer la constelación de factores que colocan a nuestro paciente en una situación de riesgo y el paciente debe seguir las indicaciones.

“Mucho más importante para la población que no tiene esos síntomas que acabamos de mencionar, el paciente debe concientizar por igual, que tiene una situación que lo puede llevar a corto, mediano o largo plazo a tener problemas de salud sumamente importantes. La primera medida será establecer cambios terapéuticos de estilo de vida, ejercicios, prevención cardiovascular, nutrición adecuada y tratar de mantener un peso ideal. Porque luego vendrán otras medidas de tipo farmacológico, que son necesarias.”

¿Qué aspectos psicológicos y sociales acompañan al Síndrome Metabólico?

“Existen investigaciones realizadas con ésta visión, puedo citar un caso específico de los aborígenes australianos, que tienen una increíble capacidad física, los mismos al ser trasladados a una población occidental, les cambia completamente su perfil bioquímico. Con la particularidad, que siguiendo a éste mismo grupo alguno de ellos regresó a su hábitat natural, logrando identificar que los cambios obtenidos revirtieron por completo. Esto nos confirma que el estilo de vida occidental, el exceso de carbohidratos, azúcares, grasas, la falta de ejercicio, pueden determinar sin duda alguna diabetes o enfermedades cardiovasculares, a los venezolanos nos gusta no comer bien, sino bastante”.

Entiendo que nuestro organismo genéticamente pudiese estar predispuesto a ciertas patologías o enfermedades ¿el Síndrome Metabólico, se considera dentro de ello?

“Realmente desde el punto de vista de los factores de riesgos cardiovasculares, uno que tiene muchísima influencia es la existencia de enfermedades cardiovasculares, es el determinado en grupos familiares por el infarto agudo del miocardio. No podemos cambiar que hayamos tenido familiares con éste tipo de patologías en edades tempranas, pero si podemos cambiar nuestra alimentación, estilo de vida, conducta y entrenamiento físico. Conocemos experiencias que nos indican que la ateroesclerosis puede comenzar en edades muy tempranas. En autopsias de jóvenes se han visto ateromatosas y en niños muy pequeños, estrías grasas.

¿Cuáles serían las consecuencias del Síndrome Metabólico, si no se trata a tiempo?

“Cuando dejamos de tomar acción con los factores de riesgo que conllevan al Síndrome Metabólico, lo primero que seguramente vas a padecer es de enfermedades cardiovasculares”.

La alimentación en etapas tempranas de la vida, viene a convertirse en una política de Estado. Entiendo que se han llevado algunas acciones en nuestras comunidades educativas, donde se ha intentado que lo que se venda en nuestras cantinas escolares, sea mucho mejor desde el punto de vista nutricional. Ciertamente todo pasa por la economía y a veces nuestras madres no pueden escoger, minuciosamente lo que van a administrarles a sus hijos. El colorario de esto es la prevención, si tomamos acciones en el área preventiva y enseñar esto desde pequeños, definitivamente traería un impacto de beneficios con toda seguridad”.

¿Cuáles exámenes son los recomendados que deben hacer los pacientes para determinar Síndrome Metabólico y cuál sería la farmacología comúnmente indicada, toda vez obtenido el resultado?

“Nunca estas son recetas de cocina que deben ser dadas en una forma estándar, cada paciente debe ser evaluado por su médico internista, que en mi opinión tiene la especialidad mas holística o ecuménica, para determinar el cuadro o diagnóstico del paciente”.

“Éste selecciona las pruebas que corresponden a cada paciente, en éste grupo de paciente se hace énfasis del control de la glicemia y el control de las fracciones grasas de la sangre, hablamos de colesterol y triglicéridos, acompañados de exámenes más avanzados y en esta área si quisiéramos ser muy estrictos, es donde debemos esforzarnos un poco más”.

“En nuestra comunidad médica está muy generalizado el uso de los “perfiles”, estos muchas veces no son los que reúnen en totalidad lo que el paciente individual requiere”.

“En lo referente a la parte terapéutica, esto va a depender de cada paciente, sin embargo como primera medida, se deben realizar cambios terapéuticos en el estilo de vida, por encima de aquí, uno agrega si es necesario algún tipo de farmacología de acuerdo con las características de cada paciente”.

¿Y dónde queda la posición generalizada que el dejar de cenar, puede contribuir a mejorar nuestra condición física?

“Definitivamente creo que existen muchos temas que son producto de nuestra cultura, o se diseminan de boca en boca como las dietas de moda. Recomiendo que para el adecuado control de éste tipo de problemas, los médicos debemos apoyarnos siempre en otra especialidad que es la nutrición”.

“Los pacientes tienen la creencia que todos los médicos somos expertos en nutrición y esto no es verdad, la nutrición es una carrera para empezar se estudia cinco años en una universidad, de tal manera que hay que darle su debido peso y respeto a estos profesionales. Obviamente, existen algunos médicos internistas que han profundizado sus conocimientos o especializado en materia de nutrición. Soy de la teoría que debemos formar un equipo multidisciplinario, para el mejor beneficio del paciente”.

El Síndrome Metabólico no es más que una constelación de factores de riesgo, que deben llamar la atención tanto del médico como del paciente a una acción y ésta acción tiene que ver con el control activo y efectivo de esos factores de riesgo. La presión arterial, triglicéridos y colesterol adecuados, su azúcar y peso donde debe ser. Por ello algunos especialistas han cuestionado que ésta sea una enfermedad como tal, porque su mecanismo fisiopatológico no es común, cada aspecto tiene un mecanismo aparte y todo ello en conjunto, es lo que reconocemos como Síndrome Metabólico. Este no tiene un tratamiento único, sino el control de los factores que lo integran.

Fuente