Ya tenía su figura de cera en Washington y en Hollywood, pero a la estrella juvenil Selena Gómez le quedaba por conquistar el Madame Tussauds de Nueva York, donde luce más explosiva que nunca...