image

 

Aunque esa relación sentimental terminara hace ya tiempo, Gina Rodriguez aún no ha olvidado la discriminación y los prejuicios a los que tuvo que enfrentarse mientras compartía su vida con una de sus antiguas parejas, únicamente porque él era afroamericano y ella latina.

“Mi novio de entonces era afroamericano. Era de Texas, así que íbamos mucho a visitar a su familia y siempre nos paraban porque éramos una pareja interracial. Éramos víctimas de prejuicios racistas, como por ejemplo que nos parara la policía“, confesó al periódico USA Today.

Ese tipo de problemas se convirtieron en algo tan habitual como para influir incluso en los planes de Gina y de su entonces novio a la hora de organizar un viaje. Por ejemplo, en lugar de seguir la ruta más rápida de Nueva York a Los Ángeles cuando ella decidió trasladarse a la meca del cine, optaron por dar un rodeo para evitar las carreteras en las que sabían que llamarían más la atención como pareja interracial, a pesar de que era un viaje más largo y peligroso.

“Decidimos que no íbamos a viajar por la ruta sur a Los Ángeles, básicamente no queríamos tener que lidiar con el racismo. Así que fuimos por la norte, en enero. Todo estaba nevado y resultó aterrador, [el viaje] nos llevó mucho más tiempo de lo previsto porque había muchísima nieve y teníamos que parar muy a menudo. Tardamos siete días en cruzar el país”, recordó.

A pesar de ser hija de puertorriqueños, desde que saltó a la fama Gina ha sido duramente criticada por aquellos que no la consideran “suficientemente latina” por haber nacido en Estados Unidos, utiliza sus redes sociales para celebrar a sus compañeros de profesión latinos que triunfan en Hollywood.

Hace un par de semanas, por ejemplo, posaba así de feliz y sonriente junto al actor mexicano Eugenio Derbez.

Fuente