Luis Abinader
SANTO DOMINGO. El candidato presidencial del Partido Revolucionario Moderno (PRM), Luis Abinader, afirmó que tiene en programación construir 151 obras públicas en el municipio Santo Domingo Este, que incluyen una extensión de la UASD.

Al inicio de un recorrido por este municipio también prometió tres politécnicos y decenas de escuelas que es necesario levantar. Aseguró que con las obras, el nuevo gobierno que él encabezará, generará 350 mil empleos.

Asimismo, dijo que los hogares pobres del municipio oriental van a recibir la duplicación de todos los programas de la tarjeta de Solidaridad, que será extendido a personas que ahora nos los reciben.

“Vamos a emprender un conjunto de obras que impactarán sustancialmente la calidad de vida de las personas”, prometió.

Asimismo, indica que: el “traslado desde Baní a Santo Domingo: en su condición de politraumatizado, el paciente debió ser movilizado en una ambulancia con soporte vital avanzado para intervenir oportunamente ante cualquier evento clínico inesperado que requiriera del tipo de recursos disponibles en ese tipo de unidad para preservar la vida”.

Centro de Diagnóstico, Medicina Avanzada y Telemedicina (Cedimat): la ambulancia que trasladó al Señor Caamaño desde Baní se mantuvo en el área de estacionamiento de la emergencia alrededor de cuarenta minutos, tiempo durante el cual el paciente permaneció dentro del vehículo, sin que fuera institucionalmente evaluado. En estas circunstancias, el hijo del señor Caamaño Grullón, Claudio Caamaño Vélez, solicitó a una doctora amiga que revisara la presión arterial de su padre, encontrándola en 100/60 mm Hg, de acuerdo a lo que éste comunicó a la Comisión. Según una nota enviada posteriormente por los directivos de ese centro de salud, el paciente fue evaluado dentro de la ambulancia porque el centro no disponía de espacio físico debido a ocupación total de camas, no obstante, lo cual no se cuenta con evidencia escrita de que el paciente recibiera atención ni evaluación alguna. Desde Cedimat, la misma ambulancia trasladó al paciente a la Clínica Abreu, centro que disponía de una cama de intensivo, dato registrado en la nota antes citada.

Clínica Abreu: después ser registrado en el servicio de Emergencia de este centro de salud a las 10:00 de la noche del día 20 de marzo del 2016, el paciente fue clínicamente evaluado y se le administró oxigenoterapia para mejorar la saturación de oxígeno. Se llamó al cirujano general de servicio, quien llegó en un lapso de 10 minutos, aunque los familiares ya habían decidido que el paciente fuera trasladado a otro centro de salud, cumpliéndose a las 10:30 de la noche de ese día 20 de marzo de 2016, los requisitos de rigor para el alta voluntaria.

Centro Médico de la Universidad Central del Este: fue el establecimiento de salud elegido libremente por los familiares, en virtud de que en él laboran los médicos conocedores de los antecedentes patológicos del paciente y que intervinieron en procesos de atención previos. Trasladado al Centro Médico de la UCE a las 10:40 de la noche, fue ingresado con diagnósticos de traumatismos múltiples y fracturas de costillas, siendo valorado por su médico de cabecera a las 11:00 de la noche de ese 20 de marzo del 2016 e ingresado a la Unidad de Cuidados Intensivos (UCI) para vigilancia médica.

Sobre la UCE añade que “el ingreso oportuno a la UCI, la tomografía realizada y los controles radiográficos realizados, la colocación de una sonda de drenaje (tubo de pecho) en hemitórax izquierdo, la transfusión de paquetes globulares y los medicamentos administrados, evidencian un manejo acorde con los estándares terapéuticos empleados en pacientes con trauma cerrado de tórax”.
Faltó comunicación

El informe destaca -en el caso de la UCE- “que en cuanto a los elementos de la debida y oportuna comunicación, imprescindibles en el establecimiento de una adecuada relación médico-paciente, los familiares no recibieron la información que les permitiera conocer acerca de la evolución del cuadro clínico del señor Caamaño Grullón, por lo que su

FUENTE