image

 

La actriz Michelle Rodriguez ha pedido disculpas por su polémico comentario en el documental “The Reality of Truth” afirmando que se sintió “celosa” de que su amigo y compañero de reparto en la franquicia “Rápido y furioso”, Paul Walker, muriera antes que ella tras el accidente de tráfico que acabó con la vida del actor en 2013.

Ahora Michelle, que intentó huir del dolor por la pérdida de Paul viajando sin parar y consumiendo sustancias alucinógenas como la ayahuasca, ha asegurado que sus declaraciones fueron sacadas de contexto por los responsables del documental.

“Ha sido la gente del documental la que ha utilizado las declaraciones fuera de contexto. Era un momento muy profundo y dije algo muy personal. Se aprovecharon de eso y me disculpo por ello. Si hubiese sabido que iban a promocionarlo de esa forma no habría aceptado participar”, declaró la intérprete al portal TMZ.

La pérdida de Paul supuso un duro golpe para Michelle, quien durante un año se comportó como un “animal” para intentar apartar de su mente la idea de lo efímera que es la vida.

“Tengo que reconocerlo, cuando perdí a Paul me convertí en un animal durante un año. Mi propósito era descubrir qué podía hacer, físicamente hablando, para dejar de pensar en temas existenciales. Para dejar de pensar en lo efímera que es la vida y en que de la misma forma que llegamos a este mundo podemos desaparecer de él en cualquier momento”.

“¿Cómo podía sacar esas ideas de mi mente? Hice todo lo posible para esconderme de mí misma y puedo decirte que mi experiencia al consumir ayahuasca hizo que me sintiera todavía más triste. No me sentía triste porque Paul se hubiese ido, era más bien un sentimiento de envidia porque se hubiera marchado antes que yo”, reconocía la intérprete en el documental “The Reality of Truth”.

Fuente