Madrid
SANTO DOMINGO. ¿Quedará el país apagado antes de junio, cuando se supone que deben renegociarse los contratos de compra y venta de energía del Acuerdo de Madrid?

Esa pregunta adquiere relieve en medio de una pugna soterrada que eleva su temperatura entre las empresas de generación eléctrica y la Corporación Dominicana de Empresas Eléctricas Estatales (CDEEE).

En el interregno, el deterioro del servicio escuece los ánimos de hasta los sectores privilegiados con 24 horas de servicio eléctrico, al ver como se nublan de apagones sus mundos “premium”. Esto lo reconoce la misma CDEEE, al afirmar en una nota de prensa divulgada el martes que la salida de varias unidades, que en conjunto generan más de 226 megavatios “por avería, mantenimiento y razones comerciales”, ha reducido sustancialmente la oferta de generación disponible.

“Ha incrementado el desabastecimiento” y “ha afectado a numerosos circuitos, incluso a los de clase A o 24 horas”, afirmó.

De manera más discreta, fuentes de la corporación estatal hablan de fuertes intereses de las generadoras que se mueven para posicionarse de cara a las licitaciones de contratos de compra y venta de energía, previstas para junio.

El 23 de marzo pasado, la CDEEE divulgó una nota de prensa en la que denunciaba la salida de cuatro plantas generadoras, lo que lo que provocó “un déficit de suministro de 460 megavatios”.

En la nota se dice que “los apagones bajo las citadas excusas se originan cuando está próximo a negociarse un nuevo esquema de contratación de energía (…), debido al vencimiento del Acuerdo de Madrid”.

Diario Libre solicitó ayer sin éxito una declaración del vicepresidente de la CDEEE, el ingeniero Rubén Bichara. Se respondió que la declaración ya fue realizada con la nota de prensa del martes pasado.

Pero ayer miércoles, el conflicto se atizó con la reacción de la Asociación Dominicana de la Industria Eléctrica (ADIE), que agrupa a las generadoras privadas.

La ADIE “desmintió la información difundida en la que se responsabiliza a los generadores de electricidad de los apagones”, dice.

Su vicepresidente ejecutivo, Milton Morrison, calificó como “desinformaciones”, que los apagones que reciben los usuarios diariamente se deben a falta de capacidad de generación, ya que “son las distribuidoras la que determinan la cantidad de horas de apagones”.

Asimismo declaró que la ADIE, “desde hace algunos años le ha pedido recurrentemente al Gobierno que cumpla con la Ley de Electricidad en cuanto a realizar las licitaciones para la instalación de nueva capacidad de generación, y para que las distribuidoras compren energía al vencerse los contratos, cosa que aún no se ha hecho”.

En junio de 2015, Rubén Bichara juramentó a los miembros del comité que licitará la suscripción de los nuevos contratos de compraventa de energía de largo plazo para las empresas distribuidoras. Pero según Morrison, hasta ayer, ni ese comité, ni la CDEEE “han pedido que se entreguen propuestas”, y recuerda que desde hace 14 años no se han realizado licitaciones para ese fin. “No se sabe en que está eso de la licitación”, aunque se publicó un espacio pagado para anunciarla, afirmó.

Mientras corre el tiempo en una coyuntura electoral, los apagones crecen. Las generadoras reclaman lo que consideran la aplicación de la Ley, y el Gobierno juega su carta.

SD. ¿Quedará el país apagado antes de junio, cuando se supone que deben renegociarse los contratos de compra y venta de energía del Acuerdo de Madrid?

Esa pregunta adquiere relieve en medio de una pugna soterrada que eleva su temperatura entre las empresas de generación eléctrica y la Corporación Dominicana de Empresas Eléctricas Estatales (CDEEE).

En el interregno, el deterioro del servicio escuece los ánimos de hasta los sectores privilegiados con 24 horas de servicio eléctrico, al ver como se nublan de apagones sus mundos “premium”. Esto lo reconoce la misma CDEEE, al afirmar en una nota de prensa divulgada el martes que la salida de varias unidades, que en conjunto generan más de 226 megavatios “por avería, mantenimiento y razones comerciales”, ha reducido sustancialmente la oferta de generación disponible.

“Ha incrementado el desabastecimiento” y “ha afectado a numerosos circuitos, incluso a los de clase A o 24 horas”, afirmó.

De manera más discreta, fuentes de la corporación estatal hablan de fuertes intereses de las generadoras que se mueven para posicionarse de cara a las licitaciones de contratos de compra y venta de energía, previstas para junio.

El 23 de marzo pasado, la CDEEE divulgó una nota de prensa en la que denunciaba la salida de cuatro plantas generadoras, lo que lo que provocó “un déficit de suministro de 460 megavatios”.

En la nota se dice que “los apagones bajo las citadas excusas se originan cuando está próximo a negociarse un nuevo esquema de contratación de energía (…), debido al vencimiento del Acuerdo de Madrid”.

Diario Libre solicitó ayer sin éxito una declaración del vicepresidente de la CDEEE, el ingeniero Rubén Bichara. Se respondió que la declaración ya fue realizada con la nota de prensa del martes pasado.

Pero ayer miércoles, el conflicto se atizó con la reacción de la Asociación Dominicana de la Industria Eléctrica (ADIE), que agrupa a las generadoras privadas.

La ADIE “desmintió la información difundida en la que se responsabiliza a los generadores de electricidad de los apagones”, dice.

Su vicepresidente ejecutivo, Milton Morrison, calificó como “desinformaciones”, que los apagones que reciben los usuarios diariamente se deben a falta de capacidad de generación, ya que “son las distribuidoras la que determinan la cantidad de horas de apagones”.

Asimismo declaró que la ADIE, “desde hace algunos años le ha pedido recurrentemente al Gobierno que cumpla con la Ley de Electricidad en cuanto a realizar las licitaciones para la instalación de nueva capacidad de generación, y para que las distribuidoras compren energía al vencerse los contratos, cosa que aún no se ha hecho”.

En junio de 2015, Rubén Bichara juramentó a los miembros del comité que licitará la suscripción de los nuevos contratos de compraventa de energía de largo plazo para las empresas distribuidoras. Pero según Morrison, hasta ayer, ni ese comité, ni la CDEEE “han pedido que se entreguen propuestas”, y recuerda que desde hace 14 años no se han realizado licitaciones para ese fin. “No se sabe en que está eso de la licitación”, aunque se publicó un espacio pagado para anunciarla, afirmó.

Mientras corre el tiempo en una coyuntura electoral, los apagones crecen. Las generadoras reclaman lo que consideran la aplicación de la Ley, y el Gobierno juega su carta.

mantenimiento
En su nota de prensa del martes, la CDEEE informó sobre la salida de la salida del sistema de la planta Itabo 2, que aporta 132 megavatios. Esta planta es de AES Dominicana. La generadora privada informó que la salida se debe al programa de mantenimiento mayor que cada año se le realiza. Además de Itabo 2, también salió de operación la planta CESPM (antigua Cogentrix), que aporta al sistema 94 megavatios. Según la CDEEE, el programa de mantenimiento correspondiente al 2016 se “ha modificado en varias ocasiones, a solicitud de algunos agentes del mercado”. En el caso de Itabo se debió a dificultades logísticas en cuanto a partes y servicios.

Aclaración
El vicepresidente ejecutivo de la Corporación Dominicana de Empresas Eléctricas Estatales (CDEEE), Rubén Bichara, aclaró que los apagones de los últimos días no son por falta de pago a los generadores.

Dijo que la deuda dejó de ser una situación de preocupación con el acuerdo a que se llegó.

Garantizó que los más de 200 megavatios que salieron del sistema , y que han causado los apagones, volverán a línea a más tardar el día 24 de este mes.

“Lo que tenemos que hacer ahora es fajarnos, terminar nuestras plantas, que son la garantía de que estos problemas no se repitan”, sostuvo. Manifestó que el país tiene una demanda y la oferta energética es limitada.

Indicó que se carece de un parque de energía fría, y no se tiene con qué reponer eficientemente esa energía base a la que se le da mantenimiento y que por eso las plantas Punta Catalina son un elemento fundamental y prioritario en la solución definitiva del problemas de los apagones. Bichara habló en la Casa Nacional del PLD donde encabezó una rueda de prensa para anunciar las actividades proselitistas de fin de semana de ese partido.

FUENTE