Crónica de 164 minutos de la toma de posesión de Danilo y Margarita

El presidente Danilo Medina junto a su esposa, Cándida Montilla, y sus hijas, Sibely, Vanesa y Ana Paula y la vicepresidenta Margarita Cedeño de Fernández llegaron al Congreso Nacional a las 10:16 minutos de la mañana y luego de escuchar una salva de 21 cañonazos y las notas del Himno Nacional, se desplazaron por la alfombra roja que conduce hacia el Salón de la Asamblea Nacional. El acto de investidura no inició de inmediato como estaba agendado, sino a las 10:45 minutos.

El retraso fue producto de un impasse en la juramentación de la nueva presidenta de la Cámara de Diputados, Lucía, hermana del presidente Medina, que se generó cuando el diputado nacional de Alianza País, Fidelio Despradel, a quien correspondía tomar el juramento de Medina por ser el diputado de más edad, intentó leer un discurso, pero no le fue permitido y le apagaron el micrófono con la justificación de que no está previsto que hablara en ese acto.
En lugar de Despradel tomó el juramento de Medina el diputado del PLD, Gregorio Reyes Castillo de Dajabón, por ser el de más edad después de Despradel.

Superado el inconveniente, el presidente de la Asamblea Nacional, Reinaldo Pared Pérez, dejó abierta la sesión especial para la investidura del Presidente y Vicepresidenta de la República, con la ausencia de los legisladores de la oposición. Antes de que quedara formalmente abierta la sesión, a las 10:48 minutos, cuando el presidente Medina iba a tomar asiento se equivocó y en lugar de tomar la silla reservada para él se dirigió hacia la de la vicepresidenta, pero la dama le indicó con discreción que su asiento era el de al lado.

A las 11:01 a.m., Medina fue juramentado y dos minutos más tarde Cedeño de Fernández. El presidente de la asamblea pronunció las palabras introductorias del acto y recomendó al presidente Medina mantenerse como lo ha hecho hasta ahora. Concluidas las palabras de Pared Pérez, el escenario fue todo para Medina y comenzó su discurso a las 11:03 minutos con el saludo a los dignatarios internacionales, entre los que figuran el Rey Emérito de España, Juan Carlos I, y los presidentes de Venezuela, Nicolás Maduro; Ecuador, Rafael Correa; Bolivia, Evo Morales, y de Panamá, Juan Carlos Varela. A la investidura de Medina y Cedeño de Fernández también asistieron los ministros, directores generales, representantes de los órganos judiciales y de organismos autónomos y descentralizados del Estado.

Previo a los saludos, Medina citó a Reinaldo Pared Pérez, y en lugar de llamarlo presidente de la Asamblea Nacional, le dio el título de presidente constitucional de la República, más adelante ratificó y su rostro se vio sonriente y a Pared Pérez se le dibujó una amplia sonrisa.

Medina pronunció una pieza discursiva que se concentró en los logros de su pasada gestión y sus proyectos para los próximos cuatro años, y en la medida en que iba hablando se resbalaba la banda presidencial, casi de forma imperceptible, pero se rodó hasta el punto que alrededor de las 12 del mediodía la faja cosida con los colores de la Bandera casi se le cae al gobernante de no ser por la intervención oportuna del jefe del Cuerpo de Ayudantes militares, Adán Cáceres, que se la acomodó y evitó que rodara.

El discurso de Medina no género grandes aplausos, la más amplia ovación se produjo cuando hizo su entrada al Salón de la Asamblea para ser investido presidente para un segundo mandato.

La alocución concluyó a las 12:21 minutos y Medina y Margarita se retiraron del Congreso Nacional alrededor de la una de la tarde cuando la salva de 21 cañonazos anunció su salida hacia el Palacio Nacional y luego a la Catedral.

Los que rompieron el protocolo

El protocolo para asistir a la investidura del Presidente de la República Dominicana indica que el vestuario debe ser blanco para todos los que van al Salón de la Asamblea Nacional, pero el presidente de Ecuador, Rafael Correa, vistió un impecable traje gris claro y Evo Morales, de Bolivia, prefirió un vestuario gris oscuro combinado con una llamativa franja color rojo.

Poder Ciudadano y los cañeros protestaron

Varias protestas se realizaron ayer en los alrededores del Congreso Nacional, mientras se llevaba a cabo el acto de toma de posesión del presidente Danilo Medina. Agentes policiales impidieron que el movimiento Poder Ciudadano efectuara una cadena humana en la avenida Independencia, esquina Jiménez Moya. Los activistas fueron empujados de forma violenta. Manuel Robles, vocero del grupo, calificó la acción de represiva y abusiva contra los derechos que tienen como ciudadanos a protestar de una forma libre y pacífica. La situación se tornó aún más tensa, cuando un grupo de militante del PLD se enfrentó a los activistas. También los cañeros protestaron para exigir al mandatario pensión, seguro médico para más de cinco mil trabajadores, así como contrato migratorio.

Compañía

Margarita Cedeño de Fernández acudió a la toma de posesión en compañía de sus hijos Yolanda, Ramón Emil y Gabriela.

FUENTE