vicepresidenta

SANTO DOMINGO. Los programas nutricionales que desarrolla la Vicepresidencia de la República, en alianza con el Programa Mundial de Alimentos (PMA), son altamente valorados por el sector salud, al considerarlos una estrategia integral de reducción de pobreza, anemia y desnutrición.

Así lo determinó una consulta aplicada por el PMA a 32 Unidades de Atención Primaria de Salud (UNAP), a nivel nacional, donde se distribuyen los micronutrientes Chispitas Solidarias y el alimento fortificado Progresina, como parte del componente de Nutrición del programa Progresando con Solidaridad (Prosoli).

Los resultados de la consulta revelaron que en los últimos dos años del proyecto, unos 130,900 niños y niñas de seis meses a cinco años recibieron las Chispitas Solidarias, mientras que unas 13,000 mujeres embarazadas o en período de lactancia recibieron Progresina, al igual que 44,700 adultos mayores. Se espera que para el próximo año, las intervenciones alcancen a otras 90,000 personas.

Mediante la evaluación se determinó que los niños menores de cinco años, embarazadas, lactantes y envejecientes participantes de Prosoli, y que consumieron los alimentos fortificados entre febrero y agosto de este año, han experimentado un cambio significativo en su salud y una mejora en sus niveles de nutrición.

Las consultas de realizaron con el apoyo del Ministerio de Salud, con el objetivo de analizar las fortalezas y áreas a reforzar del proyecto que se extenderá hasta el 2020, con la firma este jueves de un memorando de entendimiento entre la vicepresidenta de la República y coordinadora del Gabinete de Políticas Sociales, doctora Margarita Cedeño; y el representante del PMA en el país, señor William Vigil.

El acuerdo permitirá ampliar el componente integrado de nutrición para mejorar el impacto de las intervenciones sobre el estado nutricional de la población, y apoyar el fortalecimiento de capacidades del programa y sus beneficiarios en lo referente a la gestión, monitoreo y evaluación de intervenciones desde una perspectiva nutricional.

La directora general de Prosoli, Altagracia Suriel, indicó que el acuerdo incluye también el acompañamiento a comunidades y familias.

“Felicitamos a los médicos, al equipo del PMA y a los consejeros nutricionales del Programa Progresando con Solidaridad por su gran esfuerzo. El resultado del El Índice de Capacidades en Nutrición demuestra el tesón y el compromiso del personal”, manifestó.

Los resultados de la evaluación fueron presentados

Consulta

En la consulta participaron 273 personas, entre ellas médicos de las UNAP, coordinadores de salud, supervisores de campo y gerentes provinciales de Prosoli.

Para la misma se empleó el Índice de Capacidades de Nutrición (ICN), una metodología corporativa del PMA utilizada para medir las capacidades y avances en nutrición de un país, programa o área geográfica.

Los resultados fueron presentados por el representante del PMA, William Vigil en un encuentro denominado “Más Nutrición para la Gente”, en el Salón Verde del Palacio Nacional.

Ampliar beneficios

En las consultas se recomendó ampliar el alcance del componente nutricional hacia los niños que no están afiliados a Prosoli; mejorar la educación nutricional en la comunidad, entre otros puntos.

El componente nutricional del programa implica la entrega de suplementos nutricionales en polvo Chispitas Solidarias y alimentos fortificados Progresina a niños de entre seis meses y cinco años, embarazadas y envejecientes, en 1,300 Unidades de Atención Primaria, para fortalecer su nutrición y eliminar la anemia en estas poblaciones vulnerables.

Incluye también acciones de desarrollo de capacidades, educación nutricional y prevención y control de las deficiencias de micronutrientes a través de la fortificación casera de los alimentos.

Se recuerda que un informe del PMA presentado en el 2014 indica que con la entrega de Chispitas Solidarias, Prosoli había logrado bajar en un 50 por ciento el índice de anemia entre sus beneficiarios.

FUENTE