image

 

La actriz Naya Rivera reveló que debido a su embarazo no le es fácil tener relaciones sexuales con su esposo, Ryan Dorsey.

“Cosas como practicar sexo con mi marido se vuelven un poco extrañas debido a que sólo estoy limitada a dos posiciones para no aplastar, como dice mi marido, ‘el techo’ o para no tener al bebé mirándole la cara a él”, contó Rivera en su blog para People.

“Creo que los hombres están constantemente imaginándose a su bebe guiñándoles un ojo cuando están haciendo el amor con sus mujeres embarazadas con lo que los momentos íntimos son menos y más distantes entre sí”, agregó.

Pese a no tener sexo muy frecuentemente, la futura mamá asegura que estar embarazada es una bendición.

“Hay una cosa que hace que el segundo trimestre valga la pena: esas primeras pataditas que tu bebé te da en la pancita”, dijo. “Mi pequeño Dorsey no para de darme pataditas. Siento que mi hijo se mueve y esto siempre me hace sonreír”.

Fuente

image

 

image