El certificado de defunción de la actriz de 33 años fue liberado, tres semanas después de morir en el Lago Piru, en California.

Los trágicos detalles de la muerte de la estrella de Glee, Naya Rivera, han sido confirmados.

El certificado de defunción de la actriz de 33 años fue dado a conocer el jueves, más de tres semanas después de que su cuerpo fue encontrado flotando en el lago Piru, en el sur de California.

Según el documento, emitido en el condado de Ventura, Rivera se ahogó “en minutos”. No tenía dolencias subyacentes, y no se encontraron drogas ni alcohol en su sistema.

El certificado de defunción también confirmó que Rivera fue enterrada en Forest Lawn Memorial Park en Los Ángeles el viernes pasado.

Una autopsia realizada a principios de este mes ya había confirmado que la actriz se había ahogado accidentalmente en el lago durante un viaje en bote con su hijo de cuatro años, Josey, quien fue encontrado solo en el barco horas después.

El cuerpo de Rivera estaba ubicado en la misma área donde desapareció, oculto por los arbustos.

La oficina del médico forense del condado de Ventura dijo que los hallazgos de la autopsia publicada hoy determinaron que “la causa de la muerte fue ahogamiento y la forma de la muerte fue un accidente”.

“Los hallazgos de la autopsia son consistentes con un ahogamiento y la condición del cuerpo es consistente con el tiempo que estuvo sumergido”, dijo un comunicado de la Oficina del Médico Forense.

El hijo de cuatro años de Rivera, Josey, dijo a los investigadores que su madre lo subió a su bote alquilado después de que habían estado nadando juntos antes de que ella “desapareciera”.

“No se identificaron lesiones traumáticas ni procesos de enfermedad en la autopsia”, agrega el comunicado.

“No hay indicios de la investigación o el examen de que las drogas o el alcohol hayan jugado un papel en la muerte del difunto”.

La policía cree que Rivera “reunió suficiente energía para llevar a su hijo de regreso al bote, pero no lo suficiente para salvarse”, dijo el sheriff del condado de Ventura, Bill Ayub, después de encontrar su cuerpo.

Fuente