Andrés Navarro: “Temor a deportaciones masivas es infundado”

MADRID, España. A pocas horas de que venza el plazo establecido para el Plan Nacional de Regularización, el canciller de la República Dominicana, Andrés Navarro, afirmó que son infundados los temores de que se pudieran producir deportaciones masivas de haitianos que residen ilegalmente en territorio dominicano.

“Ha habido una mala interpretación. Lo que termina el día dieciséis de junio es el registro de personas en el Plan de Regularización. Eso es lo único que va a pasar. El diecisiete no inician las deportaciones porque se establece en el plan que después del cierre del registro, habrá un plazo de cuarenta y cinco días para que a aquellas personas que cumplieron con todos los requisitos se les genere una documentación definitiva, y una documentación provisional a los que tengan pendiente la entrega de documentos”.

Insistió que en esos 45 días no se producirán deportaciones por la siguiente razón: “Si se hacen deportaciones, el gran porcentaje de los deportados sería precisamente de los que se registraron, que son aquellos que andan en las calles, que van a un trabajo, que van a una labor; son los susceptibles de ser agarrados andando en las calles, porque son los que no se están escondiendo”.

Entiende el ministro de Relaciones Exteriores que sería un revés para todo el plan que los que se acogieron al mismo sean los que resulten perjudicados, por lo que el mes y medio siguiente al vencimiento del plazo será exclusivamente para la entrega de las documentaciones.

Protocolo de deportación

A partir de los 45 días, entonces comienza el protocolo de deportación en una situación ordinaria, lo que quiere decir que no se hará de forma masiva; no serán jornadas extraordinarias para perseguir personas y sacarlas del país.

El procedimiento de deportación contemplará horarios y días de operación, y coordinación con el gobierno haitiano para la entrega de personas.

“No son fundas de cemento que vamos a llevar a la frontera; son personas que hay que entregárselas a alguien, a una autoridad, y en todo momento se hará por casos individuales, lo que es otro indicativo de que no habrá deportaciones masivas”, aseguró.

Como parte del procedimiento de deportación, Navarro explica que cuando una persona sea apresada se le va a generar una ficha, que incluirá datos biométricos, que luego se entregarán a las autoridades haitianas.

Entiende que la confección de fichas tiene de positivo que se sabrá qué deportado regresó de manera ilegal al país, y porque se le estará entregando al gobierno haitiano una base de datos de registro de gente que no tenía nada que la identificara.

Informó que ya se ha coordinado con el gobierno haitiano dos puntos para la entrega de sus nacionales que sean deportados, y que se le solicitará que la cantidad sea elevada a cuatro, para así ocupar los puntos de entrada y salida más importantes, de suerte que una persona apresada en Pedernales no tenga que ser llevada a Jimaní, con los inconvenientes que eso conllevaría.

Tumultos en filas previo a final Plan Regularización

SANTIAGO.Entre empujones y forcejeos cientos de inmigrantes, en su mayoría haitianos, acudieron ayer a la Gobernación provincial de aquí, con el objetivo de regular su estatus migratorio en República Dominicana, a través del Plan de Regularización de Extranjeros.

Los inmigrantes, quienes se quejaron por la lentitud con que trabajan los empleados de la oficina del Ministerio de Interior y Policía, invadían las calles y aceras para conseguir un turno, lo que dificultó el tránsito vehicular de una de las vías de comunicación terrestre más transitadas de esta ciudad, como la calle Del Sol, donde está ubicada la oficina del plan.

“Esta es la tercera vez que yo vengo a depositar mis papeles y todavía no me he podido inscribir”, relató un haitiano que se identificó como Samuel Lukner Zamor.

Samir Santos, director del Plan Nacional de Regularización, expresó que una de las causas que se han presentado y contribuyen a la aglomeración de extranjeros en los distintos centros del país es la gran cantidad de personas que se están presentando para depositar documentación. “La prioridad son las personas que vienen por primera vez. Si ustedes se ponen a preguntar verán que entre el 50 y el 60% de los que están en la fila vienen a depositar documentos”, dijo.

En el centro ubicado en la sede del Ministerio de Interior y Policía, en Santo Domingo, acontecieron ayer varios sucesos que provocaron el uso de gas lacrimógeno contra los haitianos que hacían filas, además de al menos un arresto por romper el orden.

FUENTE