sacerdote dominicano-monaguillo-Raccoonknows.jpg

 

Un tribunal de la República Dominicana dictó un año de prisión preventiva contra un sacerdote acusado de matar y abusar sexualmente de un menor de edad, que era su monaguillo, según informó a la prensa el abogado del religioso.

El imputado es Elvin Taveras Durán, acusado de asesinar a Fernely Carrión, de 16 años, contra quien, además, cometía abuso sexual, según familiares del menor, cuyo cadáver apareció el pasado lunes, cuatro días después de haber salido a encontrarse con el religioso quien, supuestamente, le iba a entregar un dinero.

En la audiencia en la Oficina de Atención Permanente de la provincia Santo Domingo, a la que no tuvo acceso la prensa, el sacerdote “se mantuvo todo el tiempo en silencio”, según dijo a medios, al término de la audiencia, su abogado Miguel Liria González.

El letrado informó de que estudiará la posibilidad de apelar la prisión preventiva dictada en contra de su cliente, pero se abstuvo de calificarla de “extrema” ya que, recordó a los periodistas, está contemplada en el Código Penal dominicano.

“Fue un juez que la impuso, tengo que aceptarla, lo único que tengo que hacer es apelarla o no y esperar que dicten la revisión obligatoria (de la medida) para asistir a ella”, dijo Liria González, quien adelantó que presentará “todas las pruebas” a favor de su defendido.

El Ministerio Público había pedido un año de prisión preventiva en contra del sacerdote.

El caso ha sido tratado con cierto hermetismo y la Policía Nacional no ha informado de este caso en los informes diarios que envía a los medios de comunicación.

Tras conocerse los primeros datos del crimen, que ha consternado a la sociedad, la Arquidiócesis de Santo Domingo anunció el martes la suspensión del ejercicio sacerdotal de Taveras Durán.

 A la vez, manifestó su disposición “de colaborar con las investigaciones del caso y el proceso judicial que se derive del mismo” y pidió a las autoridades que, “basados en la verdad de los hechos, apliquen las sanciones previstas en el Código penal”.

“Acompañamos en su dolor a la familia Carrión Saviñón, a la cual le expresamos nuestra cercanía, les pedimos perdón y les aseguramos nuestras oraciones”, indicó la Arquidiócesis en un comunicado.

Los padres y otros familiares del menor Fernely Carrión acusan del crimen a Taveras Durán, asignado a una parroquia de Santo Domingo y quien, afirmaron, “confesó” ante las autoridades que mató al menor “a machetazos y puñaladas”.

El sacerdote “vivía dándole dinero” a Fernely, aseguró a la prensa su padre, Freddy Carrión, quien reclamó “todo el peso de la ley” para el supuesto asesino de su hijo.

En declaraciones a periodistas, Freddy Carrión dijo que el religioso “se llenó de celos” porque el adolescente empezó a publicar fotos en las redes sociales con su novia.

Fuente