Se acaba de dar a conocer que Apple ha llevado a cabo una nueva compra, y obviamente nos estamos refiriendo a la adquisición de una compañía. En este caso se trata de LinX, la cual se especializa en la creación de sensores de cámara utilizando modernas tecnologías de multiapertura y procesamiento de imagen que permiten obtener una estupenda performance en las cámaras, incluso en ambientes con poca luz. LinX, compañía originaria de Israel, ha tenido gran éxito al crear poderosos sensores para cámaras pequeñas.

Apple tiene un interés muy claro en seguir mejorando la tecnología de las cámaras que usa en los dispositivos iOS, y su punto más débil hoy en día siguen siendo los entornos con poca luz. Los sensores de LinX ciertamente ofrecen lo que la manzana está necesitando ya que permiten capturar una mayor cantidad de datos de imagen incluso a través de cámaras pequeñas, sin mencionar que también ofrecen la posibilidad de realizar capturas en 3D. Últimamente la firma ha estado trabajando en sensores que se especializan en la captura de fotos desde distintos ángulos, lo cual ayuda a mejorar la profundidad de la imagen.

La adquisición todavía no fue anunciada oficialmente, pero se dice que Apple ha tenido que invertir unos $20 millones de dólares en esta compra, lo suficiente como para hacerse con todo lo que envuelve al área de tecnología de LinX. Debemos recordar además que la manzana hace poco abrió un nuevo centro de desarrollo e investigación en Israel y anteriormente ya adquirió otras compañías de este país como Anobit (por su tecnología de almacenamiento flash) y PrimeSense (los desarrolladores de la cámara del primer Kinect). Como si eso fuera poco, en 2013 la manzana contrató a un grupo de ingenieros de Texas Instruments que trabajaban en la ciudad israelí de Ra’anana.

FUENTE