Un hombre de 29 años que se sospecha sea el líder de la pandilla de los Trinitarios, y su supuesto cómplice, de 26, fueron arrestados y presentados ante un juez este miércoles en conexión con el asesinato a machetazos de Lesandro Guzmán-Feliz “Junior”.

El joven dominicano de 15 años fue asesinado en la esquina de una tienda ubicada en la calle 183 y la avenida Bathgate, en el Bronx y su cruel agonía fue captada en un video que se hizo viral.

Vistiendo ropa casual y mostrando un aparente desinterés por las palabras de los fiscales, Diego Suero y su compinche, Gabriel Ramírez Concepción, se presentaron ante la juez Shari RuthMichaels para escuchar los cargos que pesan en su contra por medio de un traductor.

“Estos acusados son los individuos más recientes en una serie de arrestos y cargos en conexión con la muerte que ocurrió en este condado el 20 de junio de este año”, declaró en corte la fiscal Christine Scacchia, según reporta el diario local The New York Post. “Existen múltiples acusados que ya han sido encontrados culpables frente a un gran jurado”, agregó la abogada.

La fiscalía no ofreció detalles del papel que Suero y Ramírez jugaron en el asesinato del adolescente de 15 años, sin embargo se confirmó que ambos sujetos pertenecen a la pandilla de los Trinitarios, sospechosa principal del vil ataque.

De acuerdo con el Post, Michael Hughes, abogado de ambos sospechosos, sometió un alegato de inocencia en nombre de sus clientes sobre quienes pesan los cargos de asesinato, homicidio involuntario, asalto a pandillas, conspiración y posesión criminal de un arma.

Con esto suman ya 10 arrestos en conexión en con el crimen que sacudió a la nación. Los sujetos en custodia son: José Muñiz, de 21 años; José Tavérez, 18; Manuel Rivera, de 21; Daniel Fernández, de 24; Joniki Martinez, de 24 y Santiago Rodríguez, también de 24.

Según distintos testimonios, el ataque contra el jovencito fue cometido por error, pues la temible ganga buscaba venganza contra un joven -no identificado- que aparecía en un video de rap teniendo relaciones sexuales con la hermana de uno de los pandilleros.

“Todo mundo quiere ponereles la mano encima”, aseguró una fuente al Post. Debido al riesgos que pesan sobre sus vidas, tres de los sospechosos se encuentran en celdas aisladas de Rikers Island y algunos más han sido trasladados a instalaciones en Nueva Jersey; sin embargo se desconoce la ubiación exacta de todos los arrestados.

En su página oficial la policía del 48vo precinto de Nueva York informó que aún se busca a un onceavo sospechoso. “Esta investigación no se ha terminado”, dijo el jefe de detectives DermotShea. “[Lesandro] no iba a abandonar su sueño de convertirse en un detective de la NYPD y YO NUNCA VOY A DESILUSIONARLO. No dejaremos piedra sin levantar. Tenemos amplios recursos para lidiar con quien quiera unirse a las pandillas”.

Fuente