Petroleo-OIL-precios-RACCOON KNOWS

Los precios del petróleo se han disparado en un increíble 42% en solo tres semanas.

Los precios dejaron de colapsar el 11 de febrero, luego de desplomarse brevemente a 26 dólares el barril. Hoy el petróleo se ha disparado nuevamente a 37 dólares por barril, una extraordinaria recuperación que ha inspirado un gran regreso en el mercado de valores de Estados Unidos.

Sin embargo, dado el gran suministro épico de petróleo, ¿acaso el aumento del crudo es realmente justificado? Goldman Sachs no lo cree así. Ha habido un “aumento prematuro” de materias primas que “no es sostenible”, argumenta Goldman en un nuevo informe publicado el martes.

De hecho, el influyente banco de inversión advierte que la recuperación de petróleo podría causar más daño que bien a los precios futuros.

“La energía necesita precios más bajos para mantener la tensión financiera a fin de terminar el proceso de reequilibrio”, escribió el jefe de materias primas de Goldman, Jeffrey Currie. “De lo contrario, una recuperación del petróleo podría ser contraproducente”.

Eso es exactamente lo que sucedió hace un año. Los precios del petróleo al parecer “tocaron fondo” en marzo pasado con un precio aproximado de 43 dólares el barril. A principios de mayo habían aumentado de nuevo por encima de 60 dólares por barril.

Por supuesto, esa recuperación resultó ser un truco para despistar; uno que solo motivó a los productores mundiales de petróleo, en particular a las empresas estadounidenses productoras de esquisto, a seguir bombeando.

Lo mismo podría ocurrir ahora si el repunte de los precios del petróleo permite que los productores de esquisto en apuros eviten el estrés financiero (como la quiebra o liquidaciones) y mantener las bombas en marcha.

Eso solo intensificaría el enorme problema de exceso de suministro de petróleo. Apenas la semana pasada, en medio de la recuperación del petróleo, los inversionistas se enteraron que las existencias de petróleo de Estados Unidos aumentaron en otros 3,5 millones de barriles para alcanzar casi 508 millones de barriles.

“El mercado actual de petróleo aún tiene un gran excedente”, escribió Goldman. “Los precios más altos son mucho más difíciles de sostener en un mercado impulsado por la oferta ya que el suministro está listo para volver con los precios más altos. Pero esta lección probablemente solo se aprenderá a través de salidas en falso”.

Como era de esperar, los precios del petróleo se calmaron considerablemente el jueves. El crudo cayó un 3% a 36,80 dólares por barril, el cual se prepara para su mayor pérdida desde el 19 de febrero. Las acciones estadounidenses también se replegaron, impulsadas por un desplome del 18% para Chesapeake Energy y descensos de dos dígitos para otras acciones de energía de Southwestern Energy, Ensco, Murphy Oil y Freeport-McMoran.

Para ser justos, hay razones por las que el petróleo ha recobrado vida.

En primer lugar, el auge del petróleo estadounidense se desaceleró un poco. La producción de Estados Unidos en diciembre fue de un 2% menos que el año anterior y un 4,5% respecto al pico de abril del 2015.

Esta tendencia podría continuar. Las compañías petroleras estadounidenses han pronosticado disminuciones en la producción en el 2016. Goldman dice que se traducen en una reducción de alrededor de 600.000 barriles por día.

En segundo lugar, los productores mundiales de petróleo como Arabia Saudita y Rusia al menos han empezado a hablar sobre la congelación de la producción, aunque de forma bastante provisional.

El petróleo también se ha beneficiado de los menores temores sobre una recesión. Los inversionistas ya no tienen miedo en relación a que China se está dirigiendo a una desastrosa caída brusca y la economía de Estados Unidos se está sosteniendo mejor de lo que se temía.

Goldman también cree que estos factores convertirán el exceso de oferta en un déficit de suministro. Pero no por el momento.

“Aunque todavía creemos que el petróleo muy probablemente se volverá a equilibrar este año y creará un mercado de déficit a finales de año, los ‘brotes verdes’ de un déficit por sí solos no son suficientes para un nuevo mercado alcista sostenible”, escribió la firma.

FUENTE